Publicidad

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Momentos

Mejores momentos capítulo 2226

Germán muere en compañía de Fran: todos sus secretos y su última voluntad, ¿saldrán a la luz?

Germán fallece en su rincón favorito tras haber tratado de dejar su legado en buenas manos.

A pesar de llevar un tiempo ocultándolo, Germán se veía obligado a confesarle a su familia que le quedaba poco tiempo de vida.

Una noticia que caía como un jarro de agua fría en los García y que tardaron en asimilar. Sin embargo, Germán se mostraba con una entereza digna de admirar y se propuso dejar un buen legado. Germán le daba a Raúl la oportunidad de poner en marcha una tienda Garlo en la calle Preciados. A Carmen le regaló un caballo y la sorprendió con un momento único en el que ambos revivieron su primera cita.

Germán afrontaba su decisión más difícil, ¿a quién dejar en su puesto como director de Garlo? El dueño de las jugueterías lo tuvo claro, Fran era su digno sucesor porque compartía la misma visión: ambos eran dos soñadores.

Raúl y Carmen se quedaban destrozados. Carmen le hizo replantearse la decisión de haber elegido a Fran. Una conversación que removió su conciencia y que le hizo destapar su última cosa pendiente antes de morir: descubrir que Raúl no es su hijo biológico.

Pero Carmen no era la única que se había guardado el secreto durante años, Germán también tenía algo que confesarle a su mujer. ¿Quién ha engañado a quién?

Tras una difícil conversación, el matrimonio García se demuestra que seguirá junto para siempre y Germán sale a pasear con Fran y se detienen en el lugar más especial para el dueño de Garlo, el banco donde vivió su primera cita con Carmen.

El sobrino y sucesor del dueño de Garlo tiene algo importante que confesar a su tío: “He mandado a producir el ‘Garlobub’”, Fran ha actuado a espaldas de Raúl y desobedeciendo las órdenes de Germán, pero es algo que no ha podido evitar porque está convencido de que el viscoso juguete será un éxito.

A pesar de la petición de Carmen de replantearse su decisión sobre quién debe dirigir Garlo y de la propuesta de Raúl por el mismo motivo, Germán comprueba, una vez más, que Fran comparte su visión en Garlo, la de hacer soñar a pequeños y mayores.

Mientras Fran recuerda, con gran nostalgia, a su tío lo mucho que ha peleado por regalar ilusiones, Germán muere.

¿Se habrá podido ir en paz el dueño de Garlo?, ¿en manos de quién quedará la dirección de la empresa familiar?, ¿se llevará a la tumba su secreto sobre Raúl?, ¿con quién compartirá sueños ahora Fran?

Adelántate a la emisión en ATRESplayer PREMIUM

Publicidad