Luisita, culpable por sentirse feliz a pesar de estar lejos de Amelia

Luisita lleva unos días en Madrid y, a pesar de estar lejos de Amelia, se siente muy feliz al volver a estar con su familia. Luisita y Amelia hablan por teléfono todos los días y, a pesar de echar de menos a su novia, cree que ha hecho bien en regresar. Aunque esta felicidad le hace sentirse culpable porque teme no querer volver a París con Amelia.