Publicidad

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Entrevistas

Lo que no se ve en televisión

Itziar Miranda, sobre la discusión viral entre Manolita y Luisita: "Nos sorprendió lo fuerte que fue emocionalmente"

"Fue muy duro". Así comienza a contarnos Itziar Miranda todo lo que no vimos en televisión sobre la discusión que se hizo viral entre Manolita y Luisita.

En esta temporada de 'Amar es para siempre', la relación de Manolita y Luisita cuelga de un hilo por la irrevocable decisión de Luisita de querer ser madre. Pero Manolita, a pesar de ser todo lo comprensiva posible con la relación de su hija con Amelia, no va tolerar que lleven a cabo esa decisión que cambiará sus vidas para siempre.

En la escena de la discusión, Manolita acude a casa de Luisita para intentar hablar y convencerla para que no cometa ese error, pero Luisita sigue en sus trece: no va a permitir que nadie, ni su propia madre, le impida cumplir el sueño de tener un hijo junto al amor de su vida, Amelia.

Luisita, crispada por el rechazo de su madre, le echa en cara que es una retrógrada y la compara con Otilia, la vecina que la critica por su orientación sexual, así como con las demás vecinas del barrio. Este golpe bajo no le sienta nada bien a Manolita, que se siente fuera de lugar y le contesta sin tapujos a su hija diciéndole que es una egoísta y que si trae un hijo al mundo será un desgraciado al carecer de la figura de un padre.

Con las emociones a flor de piel pero el orgullo de ambas por delante, Luisita, al ver los comentarios fuera de lugar de su madre y con el corazón en un puño, la echa de casa y la pide que no vuelva nunca más.

"Fue muy fuerte emocionalmente"

Esa escena que relata Itziar durante entrevista, fue una de las más complicadas y duras de grabar para la actriz. Al tratar un tema tan complicado como es que dos mujeres sean madres en aquella época y sin apenas aceptación social, les animó aún más a interpretar de la mejor forma posible sus papeles y a meterse de lleno en la escena.

"Los sentimientos estaban a flor de piel...", cuenta Itziar, "...porque además la situación post Covid impedía que, al terminar la grabación, nos pudiésemos abrazar", algo que ambas necesitaban por completo.

Itziar también se sincera contando cómo han sido esas intensas escenas no solo con Luisita, sino también con Amelia, donde la relación entre madre e hija está más fría que nunca.