Natalia cae en el juego sucio de Gabriel