Mónica huye de su casa para esconderse en la habitación de su tío Carlos