Iñaki se convierte en un fenómeno viral como cocinero ‘multiuso’

Iñaki empieza a trabajar a dos bandas, tiene que estar atento a la comida y al pañal de la pequeña Elaia que desprende un olor bastante desagradable.

A cada contratiempo, sus seguidores crecen como la espuma
Jon comienza a llorar e Iñaki empieza a desesperarse aunque trata de mantener el tono de humor con sus seguidores que, a cada contratiempo, va subiendo en número como la espuma.