Cristóbal Benjumea viaja a Castrofidel: "La gente de aquí es muy fea"

Epi, un friki rural de las tecnologías