Se Estrena » Reportajes

REPASAMOS SU CARRERA | RECIBE EL PREMIO DONOSTI

Glenn Close, la actriz que puede con todo

Si hubiera que definir en una palabra la carrera de Glenn Close, esa sería sin duda la de completa, ya que después de toda una vida dedicada a la interpretación, Glenn Close puede presumir de haber hecho papeles de todo tipo.

Publicidad

Glenn Close recibirá en San Sebastián el Premio Donostia a toda una carrera en el cine, un galardón que ya han recibido otros ilustres de la gran pantalla como Woody Allen, John Malkovich o Richard Gere. Es decir, cineastas que han hecho del cine una forma de vida y que por eso han llegado tan lejos.

Todo comenzó en los años sesenta cuando formaba parte del grupo ‘Viva la gente’ como soprano. Sin embargo para su primer éxito tuvo que esperar hasta 1974, cuando protagonizó ‘Love for Love’ en Broadway, lo que significó un gran impulso en su trayectoria cinematográfica.

De hecho, gracias a estas interpretaciones en Nueva York, George Roy Hill encontró en Glenn Close a la actriz perfecta para protagonizar ‘The World According to Garp’. No se confundió el bueno de Hill, ya que los Oscar premiaron a Close con la nominación en la categoría de mejor actriz de reparto, empezando con muy buen pié su trayectoria en la gran pantalla.

A partir de entonces sus papeles en el cine se fueron sucediendo y poco a poco fue metiéndose en Hollywood, hasta que se consolidó definitivamente con sus dos nominaciones consecutivas a los Oscar por su trabajo en ‘Atracción Fatal’ y ‘Amistades Peligrosas’ en 1987 y 1988.

Gracias a ello hoy podemos relacionar a Glenn Close con Cruella de Vil, como la compañera de Harrison Ford en la Casa Blanca, así como una gran abogada defensora en ‘Al filo de la sospecha’.

También, la televisión ha sido muy importante en su vida, ya que gracias a su trabajo en series o telefilms como como ‘Daños y perjuicios’, ‘Un paso al frente’ y ‘El león en invierno’, Glen Close ha ganado dos Globos de Oro, tres Emmys, así como un premio del sindicato de actores.

Por todo ello, Glenn Close recibe el Premio Donostia 2011 después de haber trabajado en 32 películas, cinco doblajes de voz, diez series de televisión y seis obras de teatro, unos números propios de una grande del cine como ella y al alcance de muy pocos.

Publicidad