actores que interpretaron a personajes de dudoso gust

actores que interpretaron a personajes de dudoso gust

El manual choni de Hollywood: 12 claves para convertirte en un poligonero

Con motivo del crimen capilar cometido por Hugh Jackman en 'Chappie', en cines este viernes, veamos a que se tuvieron que enfrentar los actores de Hollywood para interpretar a personajes de dudoso gusto estético. Con las cadenas de oro como arma y el rubio de fritanga como bandera, esto es lo que pasa cuando Hollywood se baja hasta el polígono.

1. Llevar el pelo cincelado

Hugh Jackman estrena este viernes 'Chappie', cinta de ciencia ficción en la que da vida a un ingeniero matón con mechas rubias, y otras aberraciones repetidas a lo largo de la historia de las peluquerías de barrio: barba tallada por los romanos, cejas de Cristiano Ronaldo y melenita trasera. Para compensar.

2. El chándal de vestir

El chándal de vestir, ese que te pones cuando vas al médico o cuando bajas a la calle a un recadito pensando que no te vas a encontrar a ningún conocido, lo inventó Brad Pitt en 'Quemar Después de Leer'. Vale que en la película de los Coen era monitor de gimnasio. Pero, ¿cuál es la excusa para las mechas rubias?

3. Pasarse con el autobronceador hasta dar lugar a un color nuevo

Naomi Watts es una prostituta rusa embarazada adicta a las toallitas bronceadoras. Tanto las usaron para su personaje, que Beyoncé pidió explicaciones a los productores de 'St Vincent'.  Moreno 'from the block', que diría JLo.

4. Cremalleras al límite de la catástrofe

Las cremalleras, esos engranajes textiles que hacen que partes de nuestro cuerpo estén más o menos juntas, como se puede apreciar en la imagen de Julia Roberts en 'Erin Brockovich'. Y lo que la ropa de extrarradio ha unido…

5. Gafas de sol en la cabeza hasta en la oficina

Las gafas de sol no las inventaron para proteger nuestros ojos de los rayos del astro que a todos nos ilumina, sino para señalar a las personas con genética jinchas. Que el personaje de Margot Robbie llevase tal accesorio en la cabeza antes de conocer al “lobo de Wall Street” dejaba claro lo que quería: que alguien la convirtiese en una chica bien.

6. Llevarlo todo TODO del mismo color

Si puedes llevar el vestido a juego con el bolso, los zapatos, las uñas, las extensiones, y las pestañas, ¿por qué no lo vas a hacer? La sobrecarga es tendencia en los barrios y por eso Woody Allen quiso que la prostituta que interpretó Penélope Cruz en 'A Roma con Amor' fuese fiel a sus orígenes.

7. Los oros, juntos todos ellos

Lo que parecería ostentación es en realidad pereza. ¿Por qué elegir una de tus bonitas y delicadas cadenas de oro si te las puedes poner todas? Cameron Díaz dio vida a la versión chungarra de la mujer que regentaba del orfanato de 'Annie'.

8. Gomina como para sujetar un puente de Calatrava

Esculpir el pelo en lugar de peinarlo es en realidad uno de los tantos detalles indescriptibles que hacen de Javier Bardem el rey bizarro de los bajos fondos. Además, Ridley Scott consiguió con esta película que después de su estreno, meterse un lado de la camisa y el otro no pasase a llamarse 'hacer un El Consejero'.

9. Ropa comprada en Zara niño (o muchas tallas más pequeña)

Lucir, enseñar, mostrar sin medida suele ser una de las (malas) costumbres de los postulantes a participante de 'Jersey Shore'. Y claro, para tal fin la ropa molesta. Por lo menos la ropa de tu talla. Para ‘Magic Mike’, Matthew McConaughey compró la suya en la sección infantil de cualquier tienda del emporio de Amancio Ortega. No, que diese vida a un striper no tiene que ver.

10. La camisa que enseña los oros (y los pelos)

En ciertos barrios de ciertas ciudades hay botones que las costureras ya no ponen en las camisas. Porque, ¿para qué te vas a poner todos los oros del punto 7 si los va a ocultar la ropa? Para acomodar las joyas, el personaje de Christian Bale en 'La Gran Estafa Americana' dispuso un mullido brote de 'pelopalomo'.

11. Masticar chicle como deporte olímpico

Masticar chicle es deporte olímpico en algunas áreas a las que tu madre no te dejaría ir más allá de las 7 de la tarde. Scarlett Johansson, sospechosa habitual de los cazadores de chonis, interpretó a una chavala de tal procedencia en 'Don Jon'. Eso sí, buena (hablamos de su personaje, que quede claro) estaba un rato.

12. Pelo color 'rubio quemado'

Pasarse con el tinte da lugar a melenas que podrían haber salido de la cocina del Kentucky Fried Chicken. Como la de Nicole Kidman en 'The Paperboy', película en la que interpretó una mujer con modales y gustos poco propios del Upper East Side de Nueva York.

seestrena.com | @seestrena | Madrid | 12/03/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.