¡La carrera ha comenzado!

¡La carrera ha comenzado!

'Julieta', 'El olivo' o 'La novia': ¿Qué película española irá a competir por el Oscar?

Analizamos qué probabilidades tienen 'Julieta', 'La novia' y 'El olivo' para llegar a lo más alto de Hollywood.

Las candidatas españolas a los Oscar
Las candidatas españolas a los Oscar | seestrena.com

Seguro que te interesa

'El olivo' de Icíar Bollain, 'La novia' de Paula Ortiz y 'Julieta', de Pedro Almodóvar han sido finalmente las tres películas preseleccionadas para representarnos en la próxima edición de los Oscar. Hay que esperar ahora hasta el 7 de septiembre (como "el aniversario" de la canción de Mecano) para conocer la candidata definitiva que propone la Academia. El último día que tienen los académicos para votar es el próximo día 6. Vamos, que con probabilidad sabremos qué película es la que va antes de tener Gobierno (sic).

Este año parece que hay un denominador común, con tres películas que realzan el valor de la mujer como heroína valiente y sufridora en el cine (el argumento de las tres gira en torno a ellas). Dos están dirigidas por mujeres, y una está dirigida por el hombre que mejor las conoce (esa mirada desafiante y de coraje de Adriana Ugarte y Emma Suárez del propio cartel). Pero vayamos por partes, y ya que hemos empezado por la de Pedro, ¿qué probabilidades tienen?

JULIETA

Internacionalmente parece que el Almodóvar que más gusta es el trágico. El cómico fue nominado por primera vez al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa con 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', una comedia, pero los dos premios que tiene el manchego los consigue por dramas: 'Todo sobre mi madre' y 'Hable con ella' (al Mejor Guión Original). Es por esto que una película como 'Julieta', con Adriana Ugarte y Emma Suárez a la cabeza, podría ser más del gusto de los académicos que 'Los amantes pasajeros', por citar su última comedia.

Esto no quiere decir que Hollywood sólo nos premie dramas. Cierto es que los brillantes dramas 'Mar adentro' de Alejandro Amenábar (la última española nominada además, en 2004) o 'Volver a empezar' de José Luis Garci lo consiguieron, pero también la deliciosa comedia de Fernando Trueba 'Belle Epoque'.

'Julieta' compitió en el pasado Festival de Cannes, quizá el más importante del mundo por el prestigio de sus cintas y su galardón, por la Palma de Oro. Es nuestro director más internacional y sus proyectos son ya analizados con lupa en cuanto se anuncian. Sería una grandísima apuesta la vigésima película del director de Calzada de Calatrava.

EL OLIVO

Icíar Bollaín en su octava película retrata una historia de nuestro tiempo. Queremos salir de la crisis para contar cuanto antes historias de la crisis como algo terrible del pasado, como cuando deseas que termine una contienda para empezar a tener algo utópico: una mirada reflexiva que sólo puede ser objetiva con el paso del tiempo, como todo en la vida. En las últimas ceremonias de los Oscar nos encontramos continuamente cintas como 'La gran apuesta', es decir, películas sobre la crisis. Sobre cómo se han truncado tantas ilusiones y proyectos irrealizados, y la codicia de los poderosos en medio de diálogos rápidos como escritos por Aaron Sorkin donde te ametrallan con términos tan complejos como "subprimes" y demás.

'El olivo' es una película de la crisis, pero no es una película sobre la crisis. Escrita por su pareja y su guionista habitual, el brillante Paul Laverty, la estupenda película de Bollaín nos ofrece en cine la posibilidad disfrutar de la joven Anna Castillo, inolvidable ya en el musical que salta ahora al cine 'La Llamada' de "los Javis" (Ambrossi y Calvo, que han estrenado además en Neox esta semana su divertidísima serie 'Paquita Salas', la hilarante representante encarnada por el genial Brays Efe, que nació en Flooxer... la serie, no Brays).

¿De qué trataba entonces 'El olivo'? Decía que Anna es Alma, que tiene 20 años y trabaja en una granja de pollos en un pueblo del interior de Castellón. Su abuelo, que para extraña sorpresa de su familia dejó de hablar hace años, es la persona que más le importa en este mundo. Ahora que ha decidido dejar de comer también, Alma se obsesiona con que lo único que puede hacer “volver” a su abuelo a su estado natural es recuperar el olivo milenario que la familia vendió contra su voluntad hace 12 años. Sin decir la verdad, sin un plan, y sin apenas dinero, Alma embarca a su tío “Alcachofa”, de 45 años, arruinado por la crisis, a su compañero de trabajo Rafa, de 30, a sus amigas Wiki y Adelle y a todo su pueblo, en una empresa imposible: recuperar el monumental olivo, replantado en algún lugar de Europa, y traerlo de vuelta a la masía familiar.

De esta manera tan aparentemente simple (...) la recuperación del árbol se convierte en una maravillosa metáfora de recuperación de equilibrio perdido, un "la felicidad está en las pequeñas cosas" con `happy ending´ que tanto gusta a los académicos americanos. Grandísima elección si finalmente es la elegida también.

LA NOVIA

Por último tenemos 'La novia', la segunda película de la directora Paula Ortiz tras la espléndida 'De tu ventana a la mía'. Es uno de los proyectos más sorprendentes de la temporada, con una adaptación arriesgada de la obra 'Bodas de sangre' de Federico García Lorca.

Con un ajustado presupuesto de tan sólo un millón y medio de euros, la cineasta zaragozana lo multiplicó por mil con puesta en escena y consiguió recrear el universo lorquiano con una factura ténica apabullante (la fotografía de Migue Amoedo es sencillamente de otro mundo). Obtuvo 12 nominaciones en la pasada edición de los Goya (se llevó dos, Mejor Actriz de Reparto para Luisa Gavasa y Mejor Dirección de Fotografía para el citado Amoedo).

Aparte de la incuestionable e hipnótica belleza formal, la película de Ortiz contaba además con un reparto de lujo. A la mencionada Gavasa acompañaban Inma Cuesta, espléndida, como "la novia" que abandona a su reciente marido (una escapada que acabó en tragedia según recogía Lorca, de manera romántica, de un desgraciado suceso de la época), los guapos Asier Etxeandia (el novio abandonado) y Álex García (el novio preferido), y las siempre geniales y bellas Leticia Dolera y Manuela Vellés, en papeles muy complicados a su altura.

'La novia' en cine, en pantalla grande, no era una película: era toda una experiencia sensorial. Una maravilla que también sería una elección perfecta, y que los académicos americanos disfrutarían y aplaudirían sin duda alguna.

Manuel M. Velasco | @seestrena | Madrid | 23/08/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.