Los vedaderos héroes son anónimos

Los vedaderos héroes son anónimos

La heroicidad real de 'Sully' y otros héroes reales llevados a la gran pantalla

Por fin ha llegado a nuestras pantallas la versión de Clint Eastwood con Tom Hanks de la proeza de 'Sully'. Veamos qué más películas han ensalzado la figura de protagonistas de hazañas casi anónimas.

Héroes reales en el cine
Héroes reales en el cine | seestrena.com

Seguro que te interesa

Los grandes héroes de la Historia han sido llevados al cine en múltiples ocasiones. Historias como las de Jesucristo, Malcom X, Gandhi, Braveheart (William Wallace), Lincoln y demás grandes figuras reales han contado con versiones para la gran pantalla desde casi los orígenes del celuloide. Sin embargo, por menos conocidas quizá, las historias de esos pequeños grandes héroes que se ven obligados de la noche a la mañana a convertirse en grandes referentes despiertan nuestro interés, porque nos demuestran dos cosas: que podemos ser nosotros unos verdaderos héroes si nos viéramos en situaciones parecidas, y que de verdad hay gente extraordinaria en el mundo.

Ya en 2012 el director Robert Zemeckis contaba en 'El vuelo', aunque sin basarse en hechos reales, algo parecido a lo que cuenta ahora Clint Eastwood. El protagonista era Denzel Washington. Tras un aterrizaje de emergencia en medio del campo gracias al cual salvaban la vida un centenar de pasajeros, el comandante Whip Whitaker, que pilotaba el avión, era considerado un héroe nacional. Sin embargo, cuando se ponía en marcha la investigación para determinar las causas de la avería, se averiguaba que el capitán tenía exceso de alcohol en la sangre.

La diferencia ahora con 'Sully' es que el hecho es real, y no se desmitifica su figura: es un héroe, lo que ha hecho es una proeza, pero no es un Dios. El protagonista es Tom Hanks, que ya protagonizó la historia de otro héroe real como recordaremos a continuación. Chesley “Sully” Sullenberger era un piloto comercial que en 2009 se convirtió en un héroe cuando, al poco de despegar, su avión se averió y el comandante logró realizar un aterrizaje forzoso del aparato en pleno río Hudson, en Nueva York, con 155 pasajeros a bordo.

CAPITÁN PHILLIPS (Paul Greengrass, 2013)

Como decíamos, Hanks ya fue este otro héroe anónimo. En el año 2009, en aguas internacionales a 145 millas de la costa de Somalia, en el cuerno de África, el buque carguero “Maersk Alabama”, al mando del capitán de la marina mercante estadounidense, Richard Phillips, era abordado y retenido por piratas somalíes, siendo el primer barco norteamericano secuestrado en los últimos doscientos años. Hanks se convertía en una suerte de John McClane en las películas de `Jungla de cristal´ (o Steven Seagal en 'Alerta máxima', que transcurría en un barco) liberando a los rehenes.

EL FRANCOTIRADOR (Clint Eastwood, 2014)

Y al año siguiente el propio Eastwood también dirigió un taquillazo, sobre todo en su país, pues es ahí donde Kyle era un verdaero héroe, aunque su figura era y es tremendamente controvertida. Bradley Cooper era su protagonista. Era la autobiografía del marine SEAL Chris Kyle, un tejano que batió el récord de muertes como francotirador del ejército norteamericano. Kyle fue enviado a Irak con la misión de proteger a sus compañeros. Su puntería y precisión milimétrica salvó incontables vidas en el campo de batalla, por lo que se ganó el apodo de “Leyenda”, pero la noticia de sus hazañas llegó hasta las filas enemigas. Se puso precio a su cabeza y se convirtió en objetivo de los insurgentes. En Irak, Chris participó en cuatro peligrosas misiones, aplicando el principal lema de los marines: “no dejar a ningún hombre atrás”, mientras en casa le esperaban su mujer Taya (Sienna Miller) y sus dos hijos pequeños.

ARGO (Ben Affleck, 2012)

El triunfo de Affleck en los Oscar le llegó gracias a esta delirante historia real. Irán, año 1979. Cuando la embajada de los Estados Unidos en Teherán era ocupada por seguidores del Ayatolá Jomeini para pedir la extradición del Sha de Persia, la CIA y el gobierno canadiense organizaban una operación para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses que se habían refugiado en la casa del embajador de Canadá. Con este fin se recurrió a un experto en rescatar rehenes y se preparó el escenario para el falso rodaje de una película de ciencia-ficción, de título 'Argo', en la que participaba un equipo de cazatalentos de Hollywood. La misión: ir a Teherán y hacer pasar a los diplomáticos por un equipo de filmación canadiense para traerlos de vuelta a casa. Maravillosa, con un final en el aeropuerto de altísima tensión (¡pese a que ya sabes el final de antemano!).

LA LISTA DE SCHINDLER (Steven Spielberg, 1993)

Y el ansiado triunfo de Spielberg en los Oscar (la maravillosísima `El color púrpura´ fue nominada a 11, pero se fue a casa con 0) le llegó también como a Affleck con una historia de un héroe casi desconocido hasta el momento. Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Oskar Schindler (Liam Neeson), un hombre de enorme astucia y talento para las relaciones públicas, organiza un ambicioso plan para ganarse la simpatía de los nazis. Después de la invasión de Polonia por los alemanes (1939), consigue, gracias a sus relaciones con los nazis, la propiedad de una fábrica de Cracovia. Allí emplea a cientos de operarios judíos, cuya explotación le hace prosperar rápidamente. Su gerente (Ben Kingsley), también judío, es el verdadero director en la sombra, pues Schindler carece completamente de conocimientos para dirigir una empresa. Cuando la barbarie criminal del partido es ya patente diseña un plan para salvar cuantas vidas pueda de judíos condenados. Miles y miles de vidas son salvadas, y como dice el personaje de Kingsley "generaciones enteras vivirán gracias a lo que usted ha hecho" en el final más emotivo que ha rodado Spielberg desde `E.T.´. Sólo la despedida final en la estación con Schindler desnudándose para entregarles todo lo que tiene a los judíos es Cine Puro, con una música de John Williams que eriza hasta el último pelo de tu cuerpo. Una película perfecta.

AMISTAD (Steven Spielberg, 1997)

Con desigual fortuna, Spielberg repitió con héroes anónimos (en este caso los personajes interpretados por Matthew McConaughey y sobre todo Anthony Hopkins contra la Corona de España). Una noche del verano de 1839, cincuenta y tres esclavos negros que viajaban a bordo del navio "La Amistad" se amotinaron y tomaron el control del barco frente a las costas de Cuba. Fracasado su intento de regresar a África, fueron detenidos por tropas americanas y se encontraron en un país extraño y a merced de un sistema judicial que les era ajeno. La abolición de la esclavitud americana, el origen de la Guerra Norte / Sur y la epopeya de Lincoln, que también llevaría Spielberg al cine, empieza aquí.

VALKIRIA (Bryan Singer, 2008)

El director de 'X-Men', 'Superman Returns' y 'Sospechosos habituales', entre otras, contaría con Tom Cruise para narrar la historia que pudo, y debió, acabar con el horror de la Segunda Guerra Mundial. Gravemente herido en combate, el Coronel Claus von Stauffenberg (Cruise), un aristócrata alemán, regresa de África y, tras unirse a la resistencia alemana, se convierte en el cerebro de la Operación Valkiria, cuyo objetivo era derrocar el régimen nazi y acabar con la guerra eliminando previamente a Hitler. El atentado, que fracasó por diversas circunstancias, consistió en la colocación de una bomba en el búnker del Fhürer (1944). El plan preveía además la creación de un gobierno en la sombra que se haría cargo de Alemania tras la muerte del dictador.

GRITA LIBERTAD (Richard Attemborough, 1987)

Kevin Kline y Denzel Washington en una historia sobre el apartheid a las órdenes del director de 'Gandhi' y 'Chaplin'. Donald Woods (Kevin Kline) es un periodista blanco y liberal que empieza a seguir las actividades de Stephen Biko (Denzel Washington), un activista negro antiapartheid, en un momento clave de la historia del país. Donald conoce a Stephen y se hacen amigos hasta que éste es brutalmente asesinado en 1977, a manos de la policía. Afligido por la muerte de su amigo, Donald decide dar a conocer la verdad sobre su vida y su muerte. Sin embargo, tanto él como su familia deberán pagar un precio muy alto que significó abandonar todo aquello que amaban.

HOTEL RWANDA (Terry George, 2004)

George, especialista en historias políticas y de conflictos sociales, fichó a Don Cheadle para su mejor película (y la mejor interpretación del ayudante de Tony Stark en las películas de 'Iron Man'). 1994, guerra civil de Ruanda. Los odios ancestrales entre los hutu (la etnia dominante) y los tutsi provocan el asesinato del presidente del país, disturbios en las calles y, finalmente, una terrible matanza de los tutsi. Paul, que es hutu, trabaja como gerente de un hotel de lujo de Kigali y, cuando empiezan los disturbios, decide que el mejor refugio es precisamente el hotel. Y hacia allí organiza una huida desesperada acompañado no sólo de su familia, sino también de sus vecinos tutsi.

LAWRENCE DE ARABIA (David Lean, 1962)

Este monumento del Cine de Lean, su mejor película, y con 7 Oscars detrás que la avalan, incluído el de Mejor Película, es una lección de puesta en escena que sorprende con cada visionado. Y hasta la historia que cuenta es apasionante. El Cairo, 1917. Durante la Gran Guerra (1914-1918), T.E. Lawrence (Peter O'Toole), un conflictivo y enigmático oficial británico, es enviado al desierto para participar en una campaña de apoyo a los árabes contra Turquía. Él y su amigo Sherif Alí (Omar Sharif) pondrán en esta misión toda su alma. Los nativos adoran a Lawrence porque ha demostrado sobradamente ser un amante del desierto y del pueblo árabe. En cambio, sus superiores británicos creen que se ha vuelto loco. A pesar de que los planes de Lawrence se ven coronados por el éxito, su sueño de una Arabia independiente fracasará. Lo que no fracsasa es la música de Maurice Jarre, no puedes ya ver una duna o el desierto sin que te venga su tema principal a la cabeza. Perfecta de principio a fin. Si no la has visto en cine, no has visto Cine.

ERIN BROCKOVICH (Steven Soderbergh, 2000)

El Oscar a Mejor Actriz para Julia Roberts le llegó gracias a la historia real de esta anónima heroína, que gracias a Soderbergh pasó de ser un telefilme más a una película como Dios manda. Erin Brockovich es una madre soltera que consigue un puesto de trabajo en un pequeño despacho de abogados. Su personalidad poco convencional hará que sus comienzos no sean demasiado alentadores, pero todo cambiará cuando decida investigar el extraño caso de unos clientes que padecen una sospechosa enfermedad.

MICHAEL COLLINS (Neil Jordan, 1996)

Jordan (`Entrevista con el vampiro´, `Juego de lágrimas´...) contaba con Neeson, que ya había sido otro héroe anónimo con Spielberg, como hemos recordado, para esta historia. Michael Collins (1890-1922) fue un líder revolucionario irlandés que luchó encarnizadamente contra la ocupación inglesa de su patria. Con sus jóvenes pistoleros llevó a cabo una serie de sanguinarios atentados que generaron una no menos cruel represión. Su figura sigue siendo controvertida, héroe en un país, villano en otro. Ya sabemos que la Historia siempre se puede contar desde muchos puntos de vista distintos.

MI NOMBRE ES HARVEY MILK (Gus Van Sant, 2008)

Pero el que fue un héroe incuestionable, se cuente desde donde se cuente, fue éste encarnado por Sean Penn, en una interpretación rutilante y un compromiso con su figura incuestionable. Harvey Milk, el primer político abiertamente homosexual elegido para ocupar un cargo público en Estados Unidos, fue asesinado un año después. A los cuarenta años, cansado de huir de sí mismo, Milk decide salir del armario e irse a vivir a California con Scott Smith. Una vez allí, abre un negocio que no tarda en convertirse en el punto de encuentro de los homosexuales del barrio. Milk se convierte en su portavoz y, para defender sus derechos, no duda en enfrentarse con empresarios, sindicatos y políticos. Su valentía anima a otros a seguir sus pasos. Sin embargo, en su vida privada, mantiene una relación sentimental destructiva con Jack Lira, un joven inestable que se aferra a él para sobrevivir. Lo que hizo Milk por los derechos del colectivo LGTB es un hito, y su figura es grande.

Manuel M. Velasco | @seestrena | Madrid | 08/11/2016

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.