Se Estrena » Reportajes

RUMORES CONTRA 'CISNE NEGRO' Y 'EL DISCURSO DEL REY'

Todos sospechan del rey y la bailarina

Parece ser que las estatuillas no traen solo alegrías para las películas oscarizadas. La rumorología está haciendo de las suyas y en los últimos días, se ha puesto en tela de juicio de los filmes galarandonados. Por un lado, que Natalie Portman no es tan buena bailarina como creíamos y, por el otro, que la máxima triunfadora de los premios de la Academia, 'El discurso del rey', es una falsificación histórica. Queremos conocer vuestra opinión. ¿Qué tienen de verdad o de mentira estos comentarios? La veda queda abierta.

Los rumores atacan a 'El discurso del rey' y 'Cisne Negro'

antena 3 Los rumores atacan a 'El discurso del rey' y 'Cisne Negro'

Publicidad

A principios de esta semana aparecía una nueva 'protagonista' de 'Cisne negro'. La chica en cuestión, Sarah Lane, había sido la doble de Natalie Portman en la película por la que la actriz se llevó el Oscar en la última edición de los premios. Lane ha arrojado todo tipo de acusaciones contra la Portman, asegurando que es ella la que sale bailando en la mayoría de las escenas.

Tanto el director de la película, Darren Aronofsky, como el coreógrafo, Benjamin Millepied, prometido y padre del primer hijo de la actriz, , han salido en su defensa. Mientras que la lengua de la doble se soltaba asegurando que han utilizado su cuerpo danzando y han puesto sobre él la cabeza de la intérprete israelí, ellos aseguraban que el 90% de los planos son trabajo de Natalie Portman.

Sea verdad o mentira lo que dicen unos y otros, la duda ha quedado sembrada. Pero fuera de toda polémica sobre la que danza y no danza, está el hecho de que si al fin y al cabo, ¿no es el papel de la actriz, quitando las escenas de baile, digno de Oscar?

Segundo rumor, no nuevo, pero que no deja de marear la perdiz, es el que rodea al 'El discurso del rey' afirmando que es una falsificación histórica. La película es un film basado en hechos reales, pero ¿cómo de reales?

El historiador Christopher Hitchens fue el encargado de lanzar el dardo antes de la celebración de los Oscar. En un artículo en 'The Guardian' señaló que en la cinta había muchos errores a la hora de presentar al rey Jorge VI como un antinazi, cuando en realidad no lo era, y en glorificar baratamente a Winston Churchill.

Después, volvió a atacar con otro artículo en el 'Chicago Sun-Times', realizando un análisis exhaustivo de cada uno de los errores que exitían en el largometraje. El personaje de Churchill, las relaciones con Alemania..., según escribió Hitchens "un pastiche penosamente superficial".

El director, David Fincher, y el guionista, David Seidler, no han dudado en plantar cara al señor en cuestión. Seidler, en concreto, respondió a las acusaciones en el diario 'The Huffintong Post', a lo que el historiador, a su vez, atacó pubicando un artículo en 'Slate'.

Un ir y devenir de acusaciones que parece no tener fin. Pero volvemos a la misma cuestión de antes, fuera de todo este 'batiburrillo' de rumores, ¿no es la película mercedora de cuatro Oscars?

Publicidad