Palomitas, Coca-Cola... y gasolina

Palomitas, Coca-Cola... y gasolina

Abre en Madrid el autocine más grande de Europa: 10 películas míticas que consagraron el cine al aire libre

El día 24 de febrero se inaugura Autocine Madrid RACE, el autocine más grande de Europa, con 25.000m2 y capacidad para 350 coches y 1.500 personas. Del 24 de febrero al 2 de marzo a las 21.00h se proyectará 'Grease', quizá la película más mítica con secuencias "de autocine" en su metraje. Pero también habrá estrenos, pues el nuevo capítulo de la saga de Lobezno se proyectará del 3 al 9 de marzo también a las 21.00h con 'Logan', en la que Hugh Jackman interpreta de nuevo al mítico mutante de los X-Men.

Sala de cine
Sala de cine | iStock

Seguro que te interesa

Corría el año de gracia de 2007 y hacía yo un simpático programita de televisión en Paterna, Valencia. A la noche volvía a mi motel conduciendo mi flamante auto mientras pasaba por un cartel que decía "sintonice la 101.3 FM en su radio para oír la película". ¿La película, qué película? Da igual, la que sea, sintonizo right now. Y de repente, por esa carretera comarcal nocturna oigo a Ramón Langa doblando a Bruce Willis en 'La Jungla 4.0'. Era verano, y ése era el estreno de la semana. Seguí conduciendo pero la frecuencia se perdía, así que di la vuelta con el coche persiguiendo esa voz como Roy Neary persigue las luces extraterrestres en `Encuentros en la Tercera Fase´. Siguiendo esa voz acabé en un bonito autocine, donde estaban proyectando la peli, efectivamente. Así que, aunque estaba empezada, pagué la entrada y me la vi en mi coche. No sabía que el audio lo emitían por la radio. En pelis con autocines míticos, como en la citada 'Grease' por ejemplo, hay un pequeño altavoz que te ponen en la ventanilla. Pero esa peli está ambientada en los 50, así que supongo que los tiempos habían cambiado.

Todas las noches durante ese periodo de tiempo en Paterna volví a ese autocine, y aunque no hubiera cambiado la programación, yo me veía una y otra vez la cuarta entrega de la saga de `Jungla de Cristal´. Era como contemplar a un dinosaurio para grabarlo a fuego en la retina pues sabías que se iba a extinguir tarde o temprano, tratando de disfrutar del momento.

Hagamos un poquito de Historia. Citando a Wikipedia: "El inventor del autocine fue Richard M. Hollingshead, quien construyó el primero en el año 1933 en New Jersey Estados Unidos. Concretamente, el 6 de junio de ese año se estrenaba en Camdem, New Jersey, el primer autocine de la Historia, con un cartel que en letras gigantes indicaba: “Toda la familia es bienvenida, sin importar lo ruidosos que sean sus niños”. Al estreno acudieron alrededor de 600 espectadores a los que se le cobraba 25 centavos por persona y 25 centavos por vehículo. Si querías ver la película sin llevar coche, debías pagar 1 dólar. Fue una solución para muchas familias numerosas que no podían comprar las entradas para el cine, convirtiéndose además en un punto de atracción para las jóvenes parejas. En la 'Lover's Lane', la última fila, los enamorados se sumergían en sus pasiones, con la pantalla al fondo. Tenía una capacidad para 400 vehículos y una pantalla de 120 metros cuadrados". A partir de los años 40 la industria del automóvil, tras la Segunda Guerra Mundial y la proliferación de fábricas, era el motor de la economía del país (pun intended). A partir de los 60 había más de 4.000 autocines en Estados Unidos.

Autocine | autocinesmadrid.es

No eran excesivamente rentables porque sólo permitían la proyección de películas por la noche al ser al aire libre, y sólo cuando hacía buen tiempo (de ahí su proliferación en la costa Oeste). Hubo intentos de cubrir algunos para no estar a merced de las estaciones, pero fracasaron. El lenguaje cinematográfico cambió también: se proyectaron a mediados de los 60 películas "malas" que te recordaban la trama constantemente ("te recuerdo que hemos venido a este banco a atracarlo") porque perdías tanto tiempo yendo a comprar las palomitas y volver a tu coche (eran enormes) que seguro que te habías perdido algo importante. Estas películas "exploitation" de autocines son la carne con la que se nutren en el mítico programa americano "Mystery Science Theater", con joyas como "The Skydivers" (que se nota que está escrita para un autocine) y delirios de serie Z de los 50 de invasores de Marte en platillos volantes de cartón. Maravillosas.

El terror, el género, es lo que mejor funciona en estas "salas" de cine. Acuérdate de `Twister´ con ese simpático homenaje que les hace su director Jan de Bont cuando proyectan `El Resplandor´ y el tornado se lleva la pantalla por los aires mientras se proyecta la imagen de las dos niñas asesinadas en el misterioso hotel Overlook o a Jack Torrance destrozando a hachazos la puerta del baño para cargarse a su señora... Otro simpático homenaje lo recordarás en `Regreso al Futuro III´ cuando antes de viajar en el tiempo al antiguo Oeste Marty McFly casi estrella su DeLorean contra la pantalla de un autocine decorada con indios a caballo para encontrarse de repente en 1885 con ¡indios a caballo de verdad! Viva Robert Zemeckis, hay que decirlo más.

En los 70 se empezó a proyectar porno en horario de madrugada, y algunos menores de edad se colaban metidos en el maletero de los coches. La picaresca no es sólo una marca española. En los 80 empieza su decadencia y actualmente quedan 500 autocines en Estados Unidos. A partir de los 2000 empezó una lenta resurrección con el "do it yourself - drive in movies", con pantallas LCD o proyectores más transportables (entramos en la era del DCP y la proyección digital, pantallas inflables y demás). No están abiertos todo el año, pero sí en verano (como un cine al aire libre más). "Proyecciones se organizan a menudo por internet, y los participantes se reúnen en determinados lugares para ver las películas proyectadas en los pilares de un puente o en almacenes. El contenido de estas proyecciones ha sido frecuentemente cine independiente o experimental, películas de culto, o de otro tipo de programación alternativa" dice Wikipedia, la mayoría en California. ¿Dónde si no?

¿Y en España qué? El primero abrió en Madrid en 1959, en Alameda de Osuna, pero cerró enseguida. También hubo uno en Barcelona cerca del aeropuerto de El Prat. "En la actualidad, existen varios en la Comunidad Valenciana: Autocine STAR en Valencia" (al que me refería antes), "autocine DRIVEIN en Denia y autocine EL SUR en Muchamiel; en Jávea también hay un autocine que sólo abre en verano. Además hay otro autocine en Gijón, Asturias". En éstos valencianos caben 400 coches, suelen ser parcelas de 12.000 metros cuadrados y proyectan dos películas (normalmente éxitos veraniegos, y familiares, para alejar la idea americana de "cines de parejitas"). En invierno abren algunos fines de semana, pero no funcionan tan bien.

Así será el Autocine Madrid RACE | Autocine Madrid RACE

De todas formas, la mayoría de las formas de explotación comercial se han ideado por accidente, pues "uno de los motivos por los que Richard M. Hollingshead, el inventor del autocine, creó el primero es debido a la obesidad extrema de su madre, la cual no podía acudir a una sala de cine porque no cabía en las butacas. Con su nueva idea, su madre, al igual que otras muchas personas orondas podían disfrutar de una actividad tan usual en nuestra época como ir al cine."

Con la noticia de este nuevo que se abre en Madrid ahora, el más grande de Europa, esperemos que resurja esta nueva / vieja manera de ver cine y se inauguren muchos más, que no sea una moda pasajera. Ver cine sobre cine en el cine es siempre maravilloso, así que añade ahora la palabra "auto" a esas palabras y obtendrás este cocktail con las secuencias más míticas, algunas ya las hemos mencionado, de las 10 películas que seguro te vienen a la mente.

EL HÉROE ANDA SUELTO (1968)

Peter Bogdanovich, más nostálgico que Garci, entra por la puerta grande en el cine con una historia sobre actores de género olvidados y francotiradores que ponen en peligro a los espectadores de un autocine.

GREASE (1978)

El autocine de 'Grease' | seestrena.com

Ya lo comentábamos: Danny y Sandy tenían su primera cita como Dios manda y él intentaba meterle mano a la muchacha. Pobre ingenua mía, ahí (sobre todo en los 50) se iba a lo que se iba...

CHRISTINE (1983)

El tándem John Carpenter / Stephen King no podía fallar. Christine era un Plymouth Fury de 1958 que salía de una cadena de montaje de automóviles de Detroit, pero no era un coche cualquiera. En el fondo de su chasis se alojaba el mismísimo diablo, que albergaba un deseo de venganza insaciable. El autocine era uno de los escenarios claves de la película.

EL TRUENO AZUL (1983)

La novia de Roy Scheider, en la ficción, tiene que retirar una cinta de vídeo con material comprometedor para la trama de los villanos (se parece mucho al autocine de `Heat´, que ahora veremos, pero no es el mismo).

REBELDES (1983)

En la película de Coppola quedaba claro que en los 60 los autocines eran, aparte de peculiares salas cinematográficos, puntos de encuentro para tramar "cosinas" como el parque de enfrente...

REGRESO AL FUTURO III (1990)

Como decíamos: Marty McFly viaja al Lejano (y Pasado) Oeste americano cruzando el umbral de la pantalla del autocine.

HEAT (1995)

En el autocine Centinela de Los Ángeles transcurría la secuencia del mítico tirador.

TWISTER (1996)

Lo que mencionábamos antes: el tornado se llevaba por delante la pantalla mientras se proyectaba `El Resplandor´.

JESUS´S SON (1999)

Un reparto de campanillas (Billy Crudup, Samantha Morton, Denis Leary, Holly Hunter, Dennis Hopper, Jack Black...) para una historia poco conocida que tiene un mítico momento en un autocine con alucinógenos de por medio (y todo lo que ello conlleva).

HERBIE: A TOPE (2005)

Disney trataba de resucitar una de sus franquicias más queridas, la del adorable "escarabajo" vivo, con Lindsay Lohan. Sí, te tienes que acordar de la secuencia del autocine...

Manuel M. Velasco | @seestrena | Madrid | 21/02/2017

Más noticias

Manuel M. Velasco

Manuel es guionista y director de cine, teatro y televisión. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la UEM (primero de su promoción) y Diplomado en Dirección de Cine por la ECAM, cuenta en su filmografía como director con algunos cortometrajes multipremiados en festivales nacionales e internacionales en los últimos años, como "Cambio de Agujas" y "Los Niños del Jardín", así como en el NotodoFilmFest ("Arrrggghhhh!!!!!", "The Look of Love", "Toda la Verdad..."). También ha dirigido "Fashionlins", el Fashion Film de Ágatha Ruiz de la Prada que inauguró la Miami Fashion Week / Miami Fashion Film Festival.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.