La actuación de Bradley Cooper y Lady Gaga dejó sin respiración al mundo con su ardiente interpretación de 'Shallow', ganadora del Oscar a Mejor Canción Original. Las chispas que saltaban entre los protagonistas de 'Ha nacido una estrella' ha dado pie a miles de comentarios y especulaciones, pero esta es la verdad que esconde su performance.

Rob Mills, programador de ABC, ha revelado a Variety hasta qué punto estaba planeada la actuación.

"Bradley y Gaga tenían la idea en su cabeza de cómo querían que fuese. Y los productores trabajaron codo con codo con ellos para hacer su visión realidad... que era mantenerse fieles al espíritu de la película. Lo que más querían era encarnar todo lo que los personajes representan en la película en el número de tres minutos".

En otras palabras, los actores decidieron ponerse por última vez en la piel de sus personajes Ally y Jackson Maine, y todo lo que su relación supone, para dar al mundo una actuación digna para el recuerdo.

No hace falta decir que su objetivo lo consiguieron con creces.

· · ·

Seguro que te interesa

El lacrimógeno discurso de Lady Gaga tras ganar el Oscar a Mejor Canción por 'Shallow': "Si tienes un sueño lucha por él"