Pese a llevar décadas como gran estrella de Hollywood, la genuina humildad de Glenn Close al verse como ganadora del premio a mejor actriz en los Globos de Oro ha conquistado a todo el público.

Close se enfrentaba en su categoría a titanes como Nicole Kidman, Lady Gaga, Rosamund Pike y Melissa McCarthy, pero finalmente ha sido su trabajo el que se ha llevado el mayor reconocimiento.

En su discurso, Glenn Close no ha podido evitar las lágrimas ante la ovación absoluta de la audiencia.

"Dios mío, gracias. Muchísimas gracias a la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, es un honor grandísimo. Y además al resto de las nominadas de esta categoría que hemos tenido la oportunidad de conocernos un poco y estoy deseando pasar más tiempo con vosotras. Todo lo que habéis hecho para estar aquí nominadas es realmente espectacular, deberíamos estar aquí todas juntas recogiendo el premio, la verdad.

En seguida decidimos seguir con este proyecto a ver qué pasaba porque la historia nos parecía maravillosa, se llamaba "la buena esposa", probablemente por eso tardaron catorce años en conseguir hacerla. Pero, en cualquier caso, interpretar a un personaje tan cerrado... Estoy pensando en mi madre, que también se entregó totalmente a mi padre toda su vida, y cuando tenía 80 años me dijo 'siento que en mi vida no he conseguido nada', y me pareció tan terrible. Y creo que lo que he aprendido de toda esta experiencia es que las mujeres, es verdad que se esperaba de nosotras que cuidásemos a nuestros maridos e hijos, pero además tenemos que encontrar nuestra realización personal, tenemos que perseguir nuestros sueños, tenemos que dar ese paso adelante y decir 'Yo puedo hacerlo, y se me debería permitir hacerlo'.

Cuando era pequeña me sentía un poco como Mohammed Ali que decía que se sentía destinado a ser boxeador, yo me sentía destinada a ser actriz, veía mis primeras películas de Disney y pensaba 'yo podría hacer eso'. Y aquí estoy. Y en septiembre harán 45 años de mis primeros trabajos como actriz, y la verdad es que no me puedo imaginar una vida más maravillosa".