Tras un espectacular número musical la gala de los Globos de Oro 2017 comenzaba con el tradicional discurso del presentador de los premios, cuya tarea ha recaído en esta edición en el cómico Jimmy Fallon.

En primer lugar ha avisado de que el teleprompter estaba roto, "la mejor manera de empezar un show". Y tras esto comenzaron los reproches a Donald Trump, alegando que los Globos de Oro "es uno de los últimos lugares donde Estados Unidos todavía honra el voto popular".

Y haciendo un guiño al papel de Meryl Streep en 'Florence Foster Jenkins', explicó que incluso su personaje, la mejor cantante de ópera de la historia, "ha rechazado actuar en la toma de posesión de Donald Trump".

Pero la cosa no ha quedado ahí, y respecto a lo poco que queda para que Trump sea el nuevo presidente de EEUU, Jimmy Fallon ha bromeado con que "en 12 días averiguaremos que habría pasado si el rey Joffrey de 'Juego de Tronos' hubiera vivido".

Después ha llegado el turno de la película que copaba las nominaciones, 'La ciudad de las estrellas- La La Land', y de su protagonista, Ryan Gosling: "Gosling, increíble tu trabajo como pianista de jazz en 'La La Land', pero no busquéis en Google 'pene de Ryan Gosling", explicaba Fallon en su monólogo.

Y aunque el discurso de Fallon no ha llegado al nivel de sarcasmo de su predecesor Ricky Gervais, ha reservado otra pullita para Ben Affleck y su papel en 'Batman v Superman'. "Matt Damon y su mejor papel hasta ahora: decirle a Ben Affleck que le gustó 'Batman v Superman'.