Se Estrena » Noticias

ROZARON EL DIVORCIO

Will Smith cuenta cómo su matrimonio con Jada Pinkett estuvo a punto de romperse hace muchos años

Will Smith está sacando a la luz muchos detalles de su pasado en su nueva autobiografía 'Will'. Esta vez la estrella ha revelado la razón por la que su matrimonio con Jada Pinkett Smith pendía de un hilo.

Publicidad

En sus nuevas memorias, Will Smith ha compartido detalles sobre su matrimonio con Jada Pinkett Smith, desde sus inicios repletos de sexo hasta los duros obstáculos que casi terminan con su relación. Ambos se conocieron cuando tenían alrededor de 20 años, antes de que el actor se divorciara de su primera mujer, Sheree Zampino.

La estrella ha confesado cómo vivió los primeros momentos de su relación con Jada Pinkett Smith: "Mi divorcio de Sheree aún no era definitivo, así que Jada y yo decidimos que sería prudente mantener nuestra relación en secreto. La bendita aunque involuntaria consecuencia fue que pasamos cada momento juntos, sólo nosotros. Los primeros tres o cuatro meses fueron un torbellino romántico tan salvaje como nuestros cuerpos podían soportar".

"Encajamos de una forma muy natural, y nuestras energías se combinaron exponencialmente de una forma que se sintió más como viejos amigos que como nuevos amantes. Teníamos un lenguaje táctico, y todo en lo que nos centrábamos florecía", añade.

Sin embargo, su relación no ha sido siempre un cuento de hadas. A lo largo de su matrimonio sus diferentes puntos de vista llevaron a malentendidos y peleas que amenazaron su matrimonio. Will cuenta que una de sus primeras grandes discusiones tuvo que ver con su boda: "Jada no creía en un matrimonio convencional y despreciaba la ceremonia tradicional. También tenía dudas sobre la viabilidad de la monogamia como una base para el éxito de las relaciones a largo plazo".

Will y la madre de Jada, Gammy, querían que tuvieran una boda tradicional y finalmente lograron convencer a Jada: "Jada aguantó todo lo que pudo, pero muy pronto, la 'presión de la boda' fue demasiado. Así que accedió a celebrar una ceremonia tradicional en Baltimore en Nochevieja… Hasta el día de hoy, Jada se refiere a nuestra ceremonia como 'la boda de Gammy'", revela el actor.

Will Smith y Jada Pinkett Smith
Will Smith y Jada Pinkett Smith | Getty Images

Además de sus muy diferentes prioridades en la vida, otras peleas surgieron a raíz de los celos de Will por la relación entre Jada y el fallecido rapero Tupac Shakur. La gota que colmó el vaso fue la compra por parte de Will de una grandiosa finca contra la que Jada había protestado. También tuvo lugar una fiesta de cumpleaños que torció aún más la situación. Después de estos acontecimientos, la incapacidad de la pareja para comunicarse entre sí agravó el matrimonio hasta el punto en el que casi lo derrumban.

Cómo salvaron su matrimonio Will Smith y Jada Pinkett Smith

Tras muchas peleas y discusiones la pareja tuvo una conversación que cambiaría su relación para siempre. En sus memorias Will admite que eran conscientes del grave estado en el que se encontraba la pareja: "Nuestro matrimonio no funcionaba. No podíamos seguir fingiendo. Ambos éramos miserables, y claramente, algo tenía que cambiar… 'Me retiro', dije. 'Me retiro de tratar de hacerte feliz. Eres libre. Tienes que ir a hacerte feliz y demostrarme que es posible. Pero yo me retiro: tú ve a hacer lo tuyo y yo haré lo mío'".

Según la estrella, el duro despertar fue el resultado de casarse demasiado pronto y demasiado joven; ahora en sus cuarenta años, sus "niños anteriores se estaban ahogando el uno al otro". Will escribe que él y Jada sabían que tenían trabajo que hacer pero que necesitaban tiempo separados.

"Acordamos que la felicidad de Jada tenía que ser su responsabilidad y mi felicidad tenía que ser la mía. Íbamos a buscar nuestras alegrías personales más íntimas y distintas, y luego íbamos a volver y presentarnos a la relación y al otro ya felices, sin venir a mendigar con tazas vacías, exigiendo que la otra persona satisfaga nuestras necesidades", escribe Will.

La estrella también ha hablado desde la experiencia y ha destacado: "Hacer recaer la responsabilidad de tu felicidad en alguien que no seas tú mismo es una receta para la miseria".

En ningún momento la pareja quiso el divorcio, simplemente necesitaban conocerse individualmente de otra manera para poder volver a los brazos del otro y ser feliz. El actor aclara: "Ninguno de los dos queríamos el divorcio; sabíamos que nos queríamos, y algunos aspectos de nuestra unión eran mágicos. Pero la estructura de la vida que habíamos establecido nos estaba estrangulando a ambos".

Después de un tiempo viviendo sus vidas por separado, los dos pudieron volver a estar juntos, habiendo descubierto "el poder de amar en libertad". Will explica que su relación les permite estar "simultáneamente cien por cien unidos y cien por cien libres".

Seguro que te interesa:

Will Smith revela nuevos detalles sobre su matrimonio y el "espectacular" sexo con Jada Pinkett

Publicidad