El vínculo entre los Vengadores originales después de 10 años en el Universo Marvel es bastante fuerte detrás de la pantalla. Así lo demostraron sus actores diseñando un bonito diseño que todos se tatuaron para recordarlo para siempre. Todos... Menos Mark Ruffalo.

Así lo reveló Jeremy Renner en su momento, asegurando que fue una "celebración de amistad" entre ellos y que ahora todos le hacían bullying a Ruffalo por haberse "acobardado".

Ahora el actor de Hulk ha explicado sus razones.

"Primero de todo, me dan miedo las agujas. Así que figúrate. Pero también tengo un poco un alma de punk rock. Y me sentí en plan, 'tío, todo el mundo tiene tattoos. Voy a ser punk rock y no hacerme el tattoo".

Desde luego, con aquello de revelar el título de 'Vengadores 4' un poquito punk rock sí que es.