Jet Li acudió hace unos días al Tíbet, donde fue fotografiado. Su aspecto, muy distinto al que le atribuimos, ha encendido las alarmas. En la imagen el héroe de acción aparece claramente envejecido y con un aspecto muy frágil.

 

Jet Li tiene actualmente 55 años, aunque el intérprete chino solía aparentar algunos menos, como han apuntado algunos de sus fans. Li reveló en 2013 que padecía hipertiroidismo y una afección cardíaca, además de las secuelas de sus heridas durante los rodajes. Tal y como explicó, su médico le había advertido que "podía pasar el resto de su vida en una silla de ruedas si seguía haciendo películas de acción".

Las lesiones en sus piernas y columna sufridas en los rodajes de películas a lo largo de los años también habían limitado sus movimientos, y admitió que ya no podía aguantar mucho tiempo sin encorvarse.

Retirado obligatoriamente del cine, Li ha dedicado los últimos años a su organización benéfica, The One Foundation. Con su última aparición pública, el actor ha reactivado las alarmas sobre sus problemas de salud.