Se Estrena » Noticias

CON SU REGRESO A LOS CINES POR EL CENTENARIO

'Titanic' se convierte en el estreno más taquillero de la historia en China

A pesar de llegar a los cines sin las escenas de desnudos, censuradas por el Gobierno, el reestreno en 3D de Titanic se ha convertido en el más taquillero del gigante asiático. Hasta el momento, con 55 millones de dólares recaudados, el título del estreno más exitoso 'Transformers II'. 'Titanic 3D' recaudó en su primer fin de semana 3 millones de dólares más.

Publicidad

EFE | Pekín
| 28.03.2012 15:38

La versión en 3D del 'Titanic', de James Cameron, que ha regresado a los cines de todo el mundo con ocasión del centenario del famoso hundimiento, se ha convertido en China en el estreno más taquillero de la historia, pese a que muchos espectadores se hayan quejado de la censura en algunas escenas.

Según cifras facilitadas hoy por la distribuidora de la película, 20th Century Fox, en el primer fin de semana en los cines chinos la cinta, que ya lleva nueve días en cartel, recaudó 58 millones de dólares (unos 44,5 millones de euros), superando los 55 millones de dólares (unos 42,2 millones de euros) de 'Transformers II', que hasta ahora era el estreno más exitoso de todos los tiempos en el país asiático.

Un éxito relativo
También supera las cifras de hace 14 años, cuando la versión en 2D -en esa ocasión sin cortes de la censura- logró en seis días 44 millones de dólares (33,7 millones de euros), si bien ha de tenerse en cuenta que la versión 3D ha servido de excusa a los cines chinos para cobrar entradas hasta el doble de caras que las ordinarias.

En 1998, cuando la película protagonizada por Leonardo DiCaprio y Kate Winslet llegó por primera vez a los cines chinos, sólo se exhibió en 180 salas, mientras que en esta ocasión, con un sector cinematográfico mucho más desarrollado, se está mostrando en 3.500 pantallas de todo el país.

Un estreno sin desnudos
El éxito de la película en China indica que no han hecho demasiada mella en los espectadores el corte de unos pocos segundos que el filme ha recibido por parte de los censores nacionales, especialmente notables en la escena en la que Rose (Winslet) se desnuda ante Jack (DiCaprio) para que la retrate.

El corte de los censores es recibido con risas y hasta interjecciones de desagrado cuando llega el erótico momento en las pantallas de las salas de cine, pero como no afecta demasiado a la historia acaba convirtiéndose en algo anecdótico.

Publicidad