Timothée Chalamet ha decidido repudiar públicamente a Woody Allen en la medida de lo posible ante la polémica de abusos sexuales que le rodea.

Chalamet ha participado en la última película de Allen, 'A Rainy Day in New York', aún sin estrenar, pero a la luz de las continuas acusaciones de abuso sexual al director y la serie de casos que siguen viendo la luz en Hollywood, parece que no está muy contento con su decisión. El actor publicó un post en Instagram reflexionando sobre su posición y la necesidad de tomar cartas en el asunto.

"Este año ha cambiado la manera en la que veo y siento muchas cosas; ha sido un aprendizaje emocionante y, a veces, iluminador. He elegido, hasta ahora, proyectos desde la perspectiva de un actor joven intentando seguir los pasos de otros veteranos que admiro. Pero estoy aprendiendo que un buen papel no es el único criterio para aceptar un trabajo -eso me ha quedado mucho más claro en los últimos meses, habiendo sido testigo del nacimiento de un poderoso movimiento con el objetivo de terminar con las injusticias, la desigualdad y, sobre todas las cosas, el silencio.

Se me ha preguntado en recientes entrevistas sobre mi decisión de trabajar en una película con Woody Allen el pasado verano. No tengo la libertad para responder directamente por exigencias del contrato. Pero lo que puedo decir es esto: No quiero beneficiarme de mi trabajo en la película, y por ello, voy a donar mi salario completo a tres organizaciones benéficas: TIME'S UP, El Centro LGBT en Nueva York, y RAINN (Apoyo a los supervivientes de violencia sexual). Quiero ser merecedor de trabajar hombro con hombro con los valientes artistas que están luchando por que todos sean tratados con el respeto y dignidad que merecen".