Se Estrena » Noticias

Y aún así su comprador no entrará en la escuela

Subastan la carta de admisión en Hogwarts de Harry Potter por una increíble suma de dinero

La cantidad de objetos mágicos en el universo de 'Harry Potter' es prácticamente imposible de contar. Pero si hay algo con lo que todo el mundo ha soñado recibir, eso ha sido la carta de admisión de Hogwarts. Puede que nunca estuvieras en la lista para recibirla, pero esto no parece ser algo que le importar al ganador de esta subasta. La carta original del rodaje de 'La Piedra Filosofal' ha encontrado nuevo dueño y no ha sido por un precio asequible.

Nos complace informarle que se le ha concedido una  plaza en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

seestrena.com Nos complace informarle que se le ha concedido una plaza en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería

Publicidad

seestrena.com | @seestrena​ | Madrid
| 05.10.2017 13:26

Todos recordamos ese pacífico domingo en el que no hay correo. Las cartas llegaron de manera masiva a la casa de los Dursley y Harry consiguió coger una antes de que Tío Vernon se volviera loco. Esa carta se ha convertido en uno de los mayores reclamos de la saga después de una subasta en la que salía con 3.000£ como precio de partida (unos 3.300€). Pero ni por asomo se quedó ahí.

En la subasta de Prop Store pusieron a la venta diferentes elementos de la saga 'Harry Potter'. Entre las mayores ventas del evento encontramos el Howler de Ron en 'La cámara secreta' (8.400€) y un póster firmado por el reparto de la franquicia (7.200€), pero no se acercan a la notificación de Hogwarts. Nada parece igualar a la mítica carta, la cual ha reunido la friolera cantidad de 30.000£, es decir, unos 33.800€.

Puede que sientas que se te ha vuelto a escapar la oportunidad de tener esta carta. Pero no sufras, Hogwarts siempre dará ayuda a quién la pida. Es muy probable que la edad para recibir esta carta la pasases hace ya un tiempo, así que mejor no verlo como una ocasión perdida. Además, el mundo muggle no está tan mal. Puede que no haya polvos flu o escobas voladoras, pero tenemos Internet. Y sabemos que Internet nos ha dado cosas mejores que cualquier elemento de J.K. Rowling.

Bueno, tal vez no.

Publicidad