Cinco años se han cumplido ya de la muerte de Paul Walker en un fatídico accidente de coche, pero un vídeo poco conocido ha salido a la luz y, pese a su dudosa veracidad, pone los pelos de punta.