Se Estrena » Noticias

ESTÁ MEJOR

Sandra Bullock confiesa que va a terapia después que un acosador entrara en su casa: "No soy la misma"

Sandra Bullock sigue lidiando con las secuelas de cuando un acosador irrumpió en su casa en 2014 mientras ella estaba dentro. Ahora la actriz ha revelado cómo son sus sesiones de terapia para ayudarle a salir del traumático espiral que le ha producido.

Publicidad

En 2014 un acosador irrumpió en la casa de Sandra Bullock mientras que la actriz se encontraba dentro. La estrella de 57 años ha hablado en el programa de Jada Pinkett Smith, 'Red Table Talk', y ha contado más detalles sobre el incidente y de cómo se ha sometido a terapia para afrontarlo.

Joshua James Corbett fue condenado en 2017 por allanar en la casa de Bullock en hace 7 años La actriz cuenta que tuvo que esconderse en su armario mientras llamaba a la policía. El hombre fue detenido dentro de su casa. Sin embargo, en 2018 se suicidó tras un enfrentamiento con la policía cuando acudieron a su casa para entregarle una orden de registro relacionada con el caso de Sandra Bullock.

Bullock comienza contando la historia explicando que estaba sola en casa: "Fue la única noche en la que [mi hijo] Louis no estaba conmigo. Fue la única noche en la que nuestra niñera me dijo: 'Déjame llevarlo a mi apartamento' que estaba en la calle de al lado. Si él hubiera estado en casa, no habría corrido al armario – que ahora es mi armario oficial, pero era su dormitorio- y habría cambiado nuestro destino para siempre".

"No soy la misma después de eso", continua señalando que no ha vuelto a estar sola desde entonces: "Me estaba deshaciendo".

Sandra Bullock junto a su familia en Berlín
Sandra Bullock junto a su familia en Berlín | Gtres

Después de lo ocurrido Bullock dice que sufrió de TEPT (Trastorno de estrés postraumático) y que no quería transmitir su miedo e intensa ansiedad a su hijo, por lo que decidió someterse a EMDR (Desensibilación y reprocesamiento por movimientos oculares), una técnica que combina la terapia de exposición con una serie de movimientos oculares guiados que ayudan a procesar los recuerdos traumáticos y a cambiar la forma de reaccionar ante ellos.

"Tenía mucho miedo de hacerlo. Lo utilizan para los traumas y el TEPT. Puede ser dándote golpecitos, yo tenía las paletas. Literalmente el terapeuta te dice: 'Empieza donde te encuentras por primera vez en la casa', y yo decía: 'Estaba en el armario y le oí golpear la puerta', y entonces él dice: 'mantén esa sensación'. Y entonces empezó a hacer vibrar las paletas y las paletas eran inconsistentes, así que, en tu mentalidad cuando tus ojos están cerrados, estás yendo y viniendo mentalmente hacia donde la paleta estaba vibrando. Así que lo que se hace es reconstruir tu sinápsis", explica.

Bullock cuenta que la terapia le ha ayudado inesperadamente a superar no sólo el trauma que experimentó por el asalto a su casa, sino por "relaciones peligrosas" y "momentos peligrosos de la infancia".

"Cuando salí de ella me di cuenta de que me había rodeado, a menudo, de personas y situaciones peligrosas y me puse allí. Y no tengo que culpar a nadie más que a mí misma, porque ese era el sentimiento más familiar que tenía… Así que en ese método de EMDR tuve que hacerme cargo de todo lo que traía a mi mundo porque me sentí cómoda y me di cuenta que ya no entraba en mis planes", continúa.

Además Bullock también ha explicado que en aquel momento de su vida estaban pasando muchísimas cosas a la vez: "Esa época fue una locura. Louis había tenido una pérdida de conciencia y violentas contracciones musculares. Tenía una fiebre muy alta, pensé que había muerto. Dos días después me hice una coleta, fui a los Premios Oscar, un día después me picó una araña venenosa. Se me empezó a caer el pelo. Tenía manchas de alopecia por todas partes. Estaba como qué coj**nes".

"Ocurre el allanamiento y literalmente tuve que decirme a mí misma: 'Si no me recompongo, me voy a morir. Me va a pasar algo que no puedo controlar y puedo controlar casi todo'. Así que me sometí a EMDR, busqué consejo y lo volveré a buscar y he aprendido a pedir ayuda. No se me da bien pedir ayuda, porque así no me han educado", añade.

Finalmente la actriz atribuye su éxito a sus hijos, Louis de 11 años y Laila de 8: "Fueron mis hijos los que me mostraron qué, a menos que me ponga las pilas ahora mismo, no voy a estar para tener los momentos que quiero tener", admite.

Publicidad