Kirsten Dunst es una de las actrices de Hollywood con una mayor carrera a sus espaldas tras empezar en la industria cuando solo era una niña. 'Entrevista con el vampiro', 'Jóvenes suicidas' o 'María Antonieta' son solo tres de las grandes películas que ha protagonizado.

Pero además, muchos la recuerdan por haber sido Mary Jane, el gran amor de Peter Parker, en las tres películas de la saga de SpiderMan que rodó Sam Raimi y protagonizaba Tobey Maguire.

En la primera cinta (SpiderMan 2002) Kristen tenía solo 20 años pero entonces ya tenía las ideas muy claras y sabía perfectamente a lo que no estaba dispuesta a someterse.

Y es que, tal y como ha confesado en una entrevista al medio australiano 'News.com' Kristen se negó en rotundo a someterse a un retoque estético que le propusieron tras hacerse con el papel de Mary Jane. En el vídeo de arriba de la noticia puedes encontrar sus declaraciones al respecto.

Dunst está siendo muy sincera en las últimas entrevistas que está dando y es que hace unos meses también se quejó de lo poco que han reconocido su trabajo, haciendo referencia a las temporadas de premios.

Actualmente la intérprete está envuelta en una nueva serie, 'On Becoming a God in Central Florida', que se estrenó su primera temporada el pasado mes de agosto.

La ficción donde aparece junto a Alexander Skarsgård, quien interpreta a su marido, cuanta la historia de Krystal Stubss, una empleada de un parque acuático con un salario mínimo, quien miente, trama y conspira para abrirse camino dentro del esquema piramidal multimillonario que llevó a su familia a la ruina en primer lugar.

Seguro que te interesa:

Fue Mary Jane: Kirsten Dunst no puede más y estalla por SpiderMan