En ocasiones, los actores se enamoran perdidamente de sus personajes. Se identifican con ellos, o encuentran algo que les llama la atención más allá de de su trabajo interpretativo. Y luego está Robert Pattinson.

El actor de 'Crepúsculo' ya ha declarado el odio por su personaje en varias ocasiones y, aunque parecía que lo había superado, lo cierto es que el actor siente verdadera repulsión por Edward Cullen. Este año, la saga de vampiros ha cumplido 10 años y el actor ha intentado evitarlo por todos los medios. Pero eso no es todo. En una entrevista a Entertainment Weekly, confesó sentirse aliviado al haber terminado 'Crepúsculo' para siempre.

Ya en 2008 dijo: "cuanto más leo el guión, más odio a este tipo. Y así es como lo interpreté, como un maníaco-depresivo que se odia a sí mismo. Además, es una virgen de 108 años, por lo que obviamente tiene algunos problemas".

Pero lo cierto es que el actor no se aclara. Después de haber criticado en tantas ocasiones el papel que le cambió la vida para siempre, hace pocos meses admitió estar en deuda con la franquicia y sentir nostalgia por el vampiro, declarando que quería volver a interpretarlo en una nueva película de la saga.