Todas las alarmas de los fans han saltado cuando Blake Lively ha dejado de seguir a su marido Ryan Reynolds en Instagram. Sin embargo, la cosa no ha quedado ahí, y es que la actriz ha eliminado todo el contenido de su cuenta personal. Pero lo cierto es que todo tiene una explciación.