El pasado 22 de agosto, Ben Affleck ingresó en una clínica de rehabilitación para luchar contra su adición al alcoholismo. El actor contó con la ayuda de su ex mujer, Jennifer Garner, que le llevó al centro de desintoxicación.

Ben Affleck camino al centro de rehabilitación con Jennifer Garner | Gtres

Según informa el medio People, el protagonista de 'Batman V Superman' le pidió ayuda a Garner cuando empezó a beber solo: "Él le pidió a ella que lo llevara, y ella quería estar ahí para él". El actor de 46 años fue visto en las instalaciones de una clínica de Malibú en la que se había alojado desde agosto: "Está mucho mejor, pero necesita continuar recibiendo atención".

Es la tercera vez que el cineasta tiene que ser ingresado por sus problemas con el alcohol. Aun así, Affleck se siente más positivo: "Tiene muchos demonios, pero quiere entenderse a sí mismo y poder obtener resultados diferentes esta vez. Se comprometió con quedarse más tiempo, lo que es un avance muy positivo. Está esperanzado en el futuro. Aprovecha la ayuda que recibe y está feliz con el resultado".

Affleck, que tiene tres hijos con Garner, tiene claro que no quiere este asunto perjudique a sus pequeños: "Él no quiere que sus hijos tengan que pasar por esto otra vez. Ben está esforzándose por mejorar", afirmaba el medio.

En cuanto al terreno profesional, todo apunta a que el actor no vaya a aparecer en la película de Matt Reeves, ya que el cineasta está buscando a un 'Batman' más joven.