Se Estrena » Noticias

Toda publicidad es buena

El rápido proceso de gestación de 'Aliados'

La nueva película de Robert Zemeckis tuvo un comentado rodaje que ha tambaleó los cimientos del matrimonio más querido de Hollywood.

Brad Pitt y Marion Cotillard

Gtres Brad Pitt y Marion Cotillard

Publicidad

Manuel Velasco | Madrid
| 28.11.2016 11:28

Tras pasarse casi una década entera rodando películas de "captura de movimiento" como 'The Polar Express', 'Cuento de Navidad' o 'Beowulf', el grandísimo Robert Zemeckis, el director de clásicos eternos como 'Regreso al futuro', 'Tras el corazón verde', 'Contact', 'Forrest Gump', 'La muerte os sienta tan bien', '¿Quién engañó a Roger Rabbit?', 'Frenos rotos, coches locos', 'Locos por ellos', 'Náufrago' o 'Lo que la verdad esconde', regresó al cine de "imagen real" con 'El vuelo' y 'El desafío'. La película que llega ahora a nuestra cartelera es 'Aliados', y, por diversas razones, es uno de los estrenos más comentados de esta temporada.

Brad Pitt y Marion Cotillard protagonizan esta historia de espías ambientada en la Segunda Guerra Mundial, dos "asesinos" que se enamoran cuando comparten la misma misión: matar a un oficial Nazi. La producción de Paramount Pictures comenzó a rodarse en febrero de este mismo año en Londres, y ha pasado hasta por nuestras Islas Canarias, aprovechándose de los numerosos incentivos que supone rodar ahí (figura que es Casablanca, en un evidente guiño a la inmortal historia de espías y amores imposibles de Michael Curtiz con otra pareja de la que saltaban chispas también, Humphrey Bogart e Ingrid Bergman). Lizzy Caplan hace de la hermana de Brad Pitt. El estreno mundial es el 23 de noviembre, y parece que se han dado toda la prisa del mundo en tenerla lista ya.

El músico habitual de las películas de Zemeckis es Alan Silvestri, y ha trabajado también contrarreloj. ¿Ha influído el huracán mediático de las últimas semanas del divorcio de Brad Pitt y Angelina Jolie? Los rumores del supuesto affaire entre Pitt y Cotillard durante el rodaje de la película (sobre todo en Canarias) han sido insistentes, pero contundentemente desmentidos. Ya en 1963 el estreno de `Cleopatra´ y sus planes comerciales (iban a ser dos películas, en lugar de una) se vieron alterados para potenciar en taquilla la historia real entre sus dos protagonistas, Elizabeth Taylor y Richard Burton (se llegaron a casar dos veces, sí, entre ellos, dos...). Y, sin ir más lejos, en 2005 el estreno de `Señor y Señora Smith´, la película en la que se conocieron y enamoraron de verdad Pitt y Jolie, basó su promoción, de alguna manera, voluntaria o involuntariamente, en este romance dentro y fuera de la pantalla.

Es curioso cómo el cine de Robert Zemeckis se ha caracterizado por contar con grandes estrellas (su grandísimo talento así se lo permite) tales como Michael Douglas, Kathleen Turner, Kurt Russell, Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Tom Hanks, Harrison Ford, Michelle Pfeiffer, Denzel Washington, Jodie Foster, Jim Carrey, Meryl Streep, Goldie Hawn, Bruce Willis... y ahora Brad Pitt y Marion Cotillard (por cierto, que también contó con la propia Angelina Jolie como base a uno de sus personajes de "animación" en 'Beowulf'). Pero aunque suelan ser siempre grandísimas estrellas, los carteles de sus películas no centran siempre su imagen principal en ellas.

El brillante póster de la magistral 'Lo que la verdad esconde' es una mano saliendo de una bañera, la mejor secuencia de la película, y uno de los más brillantes ejemplos de puesta en escena rodados jamás (un claro homenaje, como toda la película, al 'Psicosis' de Alfred Hitchcock). En esa película en ese cartel de cine no se usó la imagen de Harrison Ford o Michelle Pfeiffer, sus protagonistas, cuyo rostro ya justifica el precio de una entrada de cine (en las diversas ediciones posteriores en DVD o VHS sus rostros sí aparecían, aunque difuminados: ya sabemos que las carátulas de DVD o Blu-Ray tienen que atraer a otro tipo de público más rápidamente pues la oferta en las estanterías de los grandes almacenes es sustancialmente mayor que las 8 o 9 películas de unas multisalas).

Posters pintados a mano como los de 'Tras el corazón verde' o el mítico de 'Regreso al futuro' (obra del genio Drew Struzan, pero genio de verdad...) son marca de la casa en su trayectoria; es por esto que resulta curioso que el cartel oficial de 'Aliados' con el que se está comercializando la película es Estados Unidos sea una imagen de la pareja protagonista besándose, y en España y otros mercados europeos los dos caminando por la calle de la mano (con armas, y alguna explosión detrás, vale, es un thriller, tiene que quedar claro), en ¿otra clara referencia? a lo que sucedió con 'Mr. & Mrs. Smith' en su día.

Ésta, la 18ª película de Robert Zemeckis como director, con un 98% de "quiero verla" en la web de RottenTomatoes, y un 7,8 de nota en IMDb (de momento) supone un pequeño giro en su carrera. Su apuesta visual por los "grandes efectos especiales que no se notan" sigue estando ahí como marca de la casa, pero una historia tan de género, y de época, no es algo en lo que Zemeckis se haya metido jamás. "El alumno aventajado de Spielberg", como se le llamaba en sus orígenes, ha vuelto definitivamente al cine "real" con estas tres últimas películas dirigiéndose a un público algo alejado de sus primeros y grandes experimentos visuales: señores y, sobre todo, señoras. Las señoras que se quejan de que "ya no se hacen películas como las de antes" (y que van al cine más que nunca, es uno de los sectores más potentes a la hora de venta de entradas) tienen aquí algo enteramente para ellas.

En resumidas cuentas, si hay una industria que sabe hacer una película con un gran engranaje rápido que funcione y que se estrene cuando se tiene que estrenar, ésa es la de Hollywood. Y con un buen director de producción, que es el último responsable en que se cumplan los tiempos, como Brian Donovan, cuyos créditos incluyen películas de las sagas de 'Bridget Jones' y 'Star Wars', ahí es nada, esto ha sido posible. ¡Chapeau para Paramount y todos los bravos para Robert Zemeckis!

Publicidad