La actriz tenía 21 años

La actriz tenía 21 años

Rachel McAdams relata su momento más duro: "Me pidió que le enseñara mi vello púbico después de masturbarse pensando en mí"

Rachel McAdams es una de las actrices más queridas de la industria. Gracias a su papel en 'El Diario de Noa', se ganó toda una legión de fans incondicionales. Pero ahora, a medida que se van destapando los peores casos de acoso sexual en Hollywood, la actriz ha decido dar la cara y contar su propia experiencia.

Seguro que te interesa

Si bien el caso Weinstein ha estremecido al mundo entero, Harvey Weinstein no es la única figura de Hollywood envuelta en casos de abuso sexual. Según ha desvelado el periódico Los Angeles Time, el director y guionista James Toback habría acosado a 38 mujeres a lo largo de sus años en la industria. Toback ha desmentido los hechos, pero ahora una de las grandes estrellas del cine ha decidido alzar la voz y contar su dura experiencia con el director mucho antes de tener la fama de la que goza actualmente.

Los sucesos se remontan a la etapa de Rachel McAdams como estudiante en Toronto. Tenía 21 años y se le presentó la oportunidad de aparecer en la película de James Toback, 'Harvard Man'. Después de salir del casting con buenas sensaciones, el director llamó a la actriz. "¿Podrías venir a mi hotel para poder trabajar y hablar del papel?", pero cuando ella le comunicó que no le venía demasiado bien, Toback insistió: "Tiene que ser esta noche. Me voy mañana y esta es tu única oportunidad". La joven McAdams se dirigió al hotel en lo que pensaba que sería una aproximación a su primer papel importante, algo que no fue finalmente así.

"Me invitó a sentarme en el suelo y la conversación se volvió rápidamente sexual. '¿Sabes? Hoy me he masturbado incontables veces desde la audición pensando en ti'". No bastante con esto, el director usó su poder en la industria para manipular a la joven actriz: "Empezó a decirme '¿Cómo eres de valiente? ¿Cómo de lejos llegarías para ser actriz?'". Pero todo se volvió más extraño aún cuando le pidió que "le leyera críticas de sus películas" hasta que "se metió en el baño". Cuando salió, miró a McAdams y le dijo: "Me acabo de masturbar en el baño pensando en ti. ¿Me enseñas tu vello púbico". La actriz se negó a hacerlo.

"Llegados a cierto punto me excusé y salí. No sé cuanto tiempo estuve ahí. Fue eterno. Me daba tanta vergüenza que no tenía fuerzas para levantarme e irme", confiesa Rachel McAdams, ingenua por aquel entonces, teniendo siempre el pensamiento de que "en algún momento se volvería normal". Pero aún así se siente afortunada: "Tuve mucha suerte de poder irme y que no me asaltara físicamente".

Cada vez son más los casos que salen de la sombra, propiciando así el cambio de rumbo de una industria que hace tiempo que lo necesita. Las actrices con la voz suficiente como para ser escuchadas están aprovechando su posición para pelear por las víctimas de todo el mundo, porque está en sus manos que esto no se vuelva a repetir.

Seguro que te interesa:

Jennifer Lawrence confiesa el momento más degradante y humillante de su carrera

seestrena.com | @seestrena​ | Madrid
| 31/10/2017

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.