Se Estrena » Noticias

MARK 'GATOR' ROGOWSKI

Patricia Arquette revela que su peor cita fue con un asesino y violador: "Años después mató a su novia"

Patricia Arquette ha confesado que la peor cita de su vida fue con un chico que años después se convertiría en una violador y asesino. Concretamente se trata del patinador profesional, Mark 'Gator' Rogowski, quien acabó con la vida de Jessica Bergsten el 20 de marzo de 1991, cuando ella solo tenía 22 años. Todos los datos en el vídeo.

Publicidad

Patricia Arquette es muy activa en Twitter y recientemente utilizó esta red social para revelar un hecho de su pasado que ha dejado en shock a todos sus seguidores, que salió con un hombre que posteriormente se convertiría en una asesino y un violador.

La oscarizada actriz por 'Boyhood' lo confesó en un hilo que se hizo viral en Twitter que decía: "¿Cuál es la cita más incómoda en la que han estado?". A lo que Patricia escribió: "Segunda cita. Patinador profesional. Realmente mono. Amigo de amigos. Nos besamos, pero algo sobre cómo me besó me asustó. Le di un número falso. Años después mató a su novia".

 

Tras este primer mensaje Arquette desveló más datos de esta terrible historia a través de varios mensajes que se iba intercambiando con otros usuario de la red social quien se quedaron asombrados con el relato.

"Guau. Literalmente esquivaste ser posiblemente asesinada. ¿Pero ahora tengo mucha curiosidad por saber cómo besó? ¿Cómo se besa alguien que mata a su novia? Qué fue lo que te hizo irte... ¿esto no es bueno?", le escribía un usuario. "Fue agresivo, como empujarme hacia atrás con fuerza con su mandíbula y sentía como si estuviera enfadado", detallaba Arquette.

 

Con los datos que había dado Patricia Arquette muchos fueron los que empezaron a buscar la identidad de este hombre para dar con él. Se trataba del patinador famoso Mark 'Gator' Rogowski quien asesinó en marzo de 1991 a la joven de 22 años Jessica Bergsten.

"Creo que sin religión nunca se hubiera resuelto. Le dijo a su sacerdote", comentaba la actriz a otra de sus seguidoras quien apuntaba que fue por sus creencias lo que hizo que Mark acabara confesando ser el autor del crimen.

 

Entre otros tuits relacionados de Patricia Arquette decía sobre el tema: "Y mi hija piensa que soy sobreprotectora". Para después concluir con este mensaje: "Moraleja a la historia: confía en tus instintos".

 

El caso de asesinato de Mark 'Gator' Rogowski

Mark Rogowski se convirtió en una patinador muy importante durante la década de los años 80 pero en los 90 vio como su carrera se derrumbaba. Gator, apodo por el que cambio su nombre explicando que "Rogowski" era el nombre del padre que nunca conoció sufrió un accidente tras caerse por una ventana en Alemania.

El patinador se trasladó hasta Estados Unidos para recuperarse y poco después empezó a aumentar su fe religiosa siendo una parte muy importante para él. En ese entonces Rogwski mantenía una relación con una joven llamada Brandi McClain a quien le dijo que deberían casarse si querían seguir teniendo relaciones sexuales.

McClain rompió su relación con él debido a su nuevo estilo de vida unido a los habituales episodios de violencia doméstica que la joven tuvo que sufrir durante la relación. Tras su ruptura Mark se adentró en una espiral autodestructiva a consecuencia del abuso del alcohol.

Además, Gator empezó a sufrir unos celos enormes de la nueva pareja de Brandi y llegó incluso a entrar en la casa de su exnovia para robarle los regalos que le había hecho en el pasado.

Tras estos acontecimientos entra en escena Jessica Bergsten, quien era amiga de Brandi McClain. Mark se puso en contacto con Jessica el 20 de marzo de 1991 para que Bergsten le enseñase San Diego. Tras este encuentro la joven fue reportada como desaparecida. Por lo que, a diferencia de los que dice Patricia Arquette la asesinada no fue su novia si no una de las amigas de ella.

El cuerpo de Jessica fue encontrado sin vida semanas después, el 10 de abril de 1991. Al día siguiente Mark se entregó a la policía confesando que había sido él responsable de acabar con la vida de Bergsten. Asesinato que confesó llevó a cabo como venganza contra su exnovia, Bradi McClain, llamando a Bergsten el "molde del que se hizo Brandi". Al poco de entrar en prisión diagnosticaron a Rogowski trastorno bipolar.

Actualmente está en la cárcel condenado a 31 años de prisión y cadena perpetua por violar y asesinar a Jessica Bergsten en 1991.

Publicidad