Se Estrena » Noticias

Costará tan solo 9'95 dólares al mes

¿Pagarías 10 euros por ir al cine todo lo que quieras? Así es la idea del cofundador de Netflix

Los días de gloria de las grandes salas de cine han pasado. La gente ya no está dispuesta a pagar por sentarse en una butaca y disfrutar de una película en una pantalla de grandes dimensiones. Tanto es así, que este verano la taquilla estadounidense ha sufrido su mayor caída, llegando al 11%, pero no solo esto, sino que ya en 2016 sufrió el 5% con respecto al año anterior. El futuro no parece estar en las salas, pero Mitch Lowe, cofundador de Netflix, cree tener la solución para este problema.

Sala de cine

iStock Sala de cine

Publicidad

Desde su nacimiento, el cine se convirtió en una actividad de ocio para todos los estatus sociales. No importa la edad o la situación económica, el cine siempre ha sido un lugar donde reunir a familias o amigos. No obstante, la espectacularidad del mismo parece haber pasado a mejor vida y a medida que los precios crecen, la afluencia de gente baja. No han sido pocos los que han culpado a las plataformas online de esta caída, por lo que parece irónico que sea uno de los fundadores de Netflix el que traiga la forma de devolver la gente a las salas.

En 2011 se fundó Moviepass, una plataforma de suscripción online en la que pagando un bono mensual cualquiera puede acudir de forma ilimitada al cine. Mitch Lowe está en primera línea a la hora de representar a esta emergente compañía. El funcionamiento es muy similar al de Netflix: Pagar menos de 10 dólares al mes a cambio de un acceso ilimitado a todos los estrenos cinematográficos. Pero, ¿por qué tiene futuro esta económica idea?

Pagando lo que cuesta una entrada de cine puedes ir a todas las veces que quieras en un mes. Parece que alguien tiene que perder dinero para que esto funcione, pero el sistema ha previsto todos los flancos. La compañía se hará cargo de los gastos de la entrada cada vez que alguien acuda al cine con este pase, por lo que la sala ya no perderá dinero. Pero para que la compañía no se arruine y tenga la rentabilidad que se espera, Moviepass venderá los datos de los suscriptores a las grandes empresas con fines publicitarios. Teniendo en cuenta los hábitos de consumo de los espectadores, las grandes empresas podrán realizar una publicidad mucho más efectiva. De hecho, la compañía Helios and Matheson Analytics ha invertido a cambio de estos mismos datos.

La gente quiere ir al cine pero no a cualquier precio. Las alternativas son muy potentes y el mundo lo sabe. Cuando Netflix no para de crecer y las salas se llenan con la Fiesta del Cine,solo puede significar que la sociedad está pidiendo un precio más asequible para disfrutar del séptimo arte. Los analistas creen que el futuro está en esta plataforma, por lo que podría ser cuestión de tiempo que llegue a nuestro país y las salas de cine vuelvan a relucir como antaño.

Publicidad