La aclamada actriz y cantante Olivia Newton-John que dio vida a Sandy Olsson en la famosa película musical 'Grease', lleva años luchando contra el cáncer. En 1992 padeció un cáncer de mama que terminó superando, en 2013 la enfermedad se localizó en el hombro y, ahora, vuelve a aparecer en el pecho.

Durante los últimos días varios medios han hablado de la situación de la cantante como crítica, dando a entender que apenas le quedan semanas de vida. Newton-John y su representante han roto su silencio para pronunciarse al respecto. La artista lo ha hecho a través de un vídeo en su cuenta de Twitter. Aprovechando las fechas navideñas, ha deseado a sus seguidores un feliz año nuevo, y ha querido hablar de las especulaciones sobre su salud.