La vida del terrier Max, protagonista de la primera película de 'Mascotas', ha sufrido grandes cambios en los últimos tiempos y debe enfrentarse a ellos. Su dueña se ha casado y ha tenido un hijo llamado Liam. Max, que al principio no era demasiado amigo de los niños, le ha cogido tanto cariño a este nuevo miembro de la familia que su preocupación por él y su afán por protegerle han hecho que acabe padeciendo un tic nervioso.

Además, durante un viaje a una granja, Max y su amigo Duke conocerán nuevos animales que nunca habían visto, viviendo locas aventuras que solo harán aumentar la ansiedad del pobre terrier. Por suerte, Gallo, el veterano perro de la granja, hará que Max sea capaz de olvidar su neurosis, sacar su lado alfa más profundo y dar un poco más de libertad al pequeño Liam.

Mientras tanto la intrépida pomerania Bridget, con la ayuda de su amiga felina Chloe, intenta rescatar el juguete favorito de Max del piso de una anciana que está lleno de gatos. Por otra parte, el chalado y adorable conejito Pompón, que tiene delirios de grandeza y está convencido de que es un superhéroe, conoce a Daisy, una Shih Tzu que le pide ayuda para llevar a cabo una peligrosa misión.

No te pierdas 'Mascotas 2', el próximo 9 de agosto en cines

Seguro que te interesa:

Exclusiva: Anna Todd, creadora de 'After', nos cuenta cómo supo que Josephine Langford y Hero Fiennes-Tiffin eran sus perfectos protagonistas