Se Estrena » Noticias

SE ACABÓ EL AMOR

La mujer de Sean Penn, Leila George, le pide el divorcio al actor un año después de casarse

La actriz australiana, Leila George, se casó con Sean Penn en privado en Julio de 2020. Sin embargo, parece que no ha salido bien del todo, ya que ella le acaba de pedir el divorcio al actor.

Sean Penn y su mujer Leila George

Getty Sean Penn y su mujer Leila George

Publicidad

La pareja entre Leila George y Sean Penn debutó en una alfombra roja en 2016, y a lo largo de su relación, George ha apoyado mucho a Penn. De hecho, la actriz ha colaborado activamente con la organización sin ánimo de lucro de Penn: 'Community Organized Relief Effort', una organización fundada por Penn tras el terremoto de Haiti en 2010.

Ambos se dieron el 'sí, quiero' en Julio del año pasado en una "boda COVID" que llevaron en privado. En el programa 'Late night with Seth Meyers' la actriz confirmaba que se había casado: "Sí, tuvimos una boda COVID. Con esto quiero decir que era un comisario del condado en Zoom, estábamos en casa, mis dos hijos y su hermano, y lo hicimos así".

George, que también es la hija de Vincent D’Onofrio de 'Ley y Orden', no es la primera esposa de Penn. Este estuvo casado con Madonna de 1985 a 1989, y con Robin Wright de 1996 a 2010. Él y Wright, de 54 años, tienen dos hijos: su hija Dylan, de 30 años, y su hijo Hopper, de 28.

Según People, Leila, ha presentado la disolución en el Tribunal Superior de Los Ángeles el viernes. Esta noticia del divorcio llega dos meses después del estreno de la última película de Penn 'El día de la bandera', la cual está coprotagonizada por sus dos hijos.

La complicada relación de Sean Penn y Madonna

Según informa Infobae, la historia de amor entre Madonna y Penn es conocida como una de las relaciones más tóxicas de Hollywood. La pareja se conoció en el set del videoclip de 'Material Girl', y se casaron a los seis meses. Muchos recordaran su relación por la locura de boda que tuvieron.

Su primera cita tuvo lugar el 13 de febrero de 1985, y Madonna había llamado a los paparazzi esa noche, ya que había hecho de sí misma un increíble producto comercial y le convenía estar en el punto de mira de los medios. ¿El problema? Penn no soportaba a la prensa, por lo que tendría muchos enfrentamientos a lo largo de su relación con Madonna. Es más, el actor llegaría a golpear a los fotógrafos con sus propias cámaras más de una vez.

Cuando llegó el momento de casarse, la pareja decidió hacerlo de una manera sigilosa para evitar una manada de paparazzi, ya que a Penn le suponía algo inconcebible en el día de su boda. Entonces, decidieron casarse en la casa de un amigo del actor que se encontraba escondida en un acantilado de Malibú. Sin embargo, uno de los invitados reveló la localización y empezó el caos.

Después de intercambiarse los anillos y ambos intentar disfrutar de la ceremonia, Madonna acabó agarrándose el velo por el fuerte viento que empezaron a provocar trece helicópteros que habían encontrado la mansión. Penn entró en la casa y volvió con una pistola en la mano. El actor disparó al aire varias veces intentando deshacerse de los invitados no deseados. Afortunadamente, no pasó nada grave al final.

Publicidad