Conocido mundialmente por su papel como padre de Ryan Gosling en 'El diario de Noa' y por su nominación al Oscar como mejor actor de reparto en 'Elegidos para la gloria' en 1983, Shepard tuvo una extensa carrera tanto en el cine como en el teatro.

Obtuvo el Premio Pulitzer al mejor drama por su obra 'Buried Child' y participó en numerosas producciones cinematográficas, convirtiéndose en una fuerza imparable en la industria.

Shepard deja a dos hijos de su matrimonio con la actriz Jessica Lange, así como a otro hijo de su matrimonio anterior.