El actor Raphael Coleman fallecía el pasado 7 de febrero tras desmayarse mientras hacía running. El joven de 25 años no pudo ser reanimado.

La triste noticia ha sido confirmada por su madre, la escritora Liz Jensen, y su padrastro Carsten Jensen a través de varios mensajes en las redes sociales.

"Descansa en paz mi amado hijo Raphael Coleman, también conocido como Iggy Fox. Murió haciendo lo que amaba, trabajando por la causa más noble de todas. Su familia no podría estar más orgullosa. Celebremos todo lo que logró en su corta vida y valoremos su legado", escribía su madre en Twitter.

"Él sabía que aquí en la Tierra ya estábamos todos en el cielo", volvía a decir en otro mensaje en la misma red social.

Por su parte, Carsten Jensen ha aclarado a través de Facebook que no padecía ningún "ningún problema médico previo". "Conocí a Raph cuando tenía seis años y estábamos muy unidos. No era mi hijo, aunque estaba cerca de serlo", explica en una enorme carta que ha publicado en la red social.

Coleman empezó su carrera artística siendo un niño. 'La niñera mágica' junto a Emma Thompson y Colin Firth es su película más recordada. Aunque también apareció en otras cintas como: 'Está vivo' y 'La cuarta fase'.

Rapahel dejó la interpretación hace un tiempo y en la actualidad era activista de Extinction Rebellion contra el calentamiento global.