De Charles Chaplin a Frida Kahlo

De Charles Chaplin a Frida Kahlo

Un 'Movember' de cine: veinte bigotes de la gran pantalla para copiar

Ha empezado november y con él 'Movember': el mes y la iniciativa consagrada al bigote como símbolo masculino de lucha contra el cáncer de próstata. Finos, descuidados, señoriales o robustos... pero sobre todo solidarios, por eso en Seestrena.com repasamos los mostachos más icónicos del cine. Desde Groucho Marx hasta Torrente, aquí tenéis una muestra de la testosterona peluda que ha abrigado muchas de las caras más famosas de la gran pantalla. Let it grow!

1. Charles Chaplin, el hitleriano

Enjuto, recortado y con mucha, mucha personalidad. Es el más pequeño pero no por ello el más insignificante. ¿O acaso alguien recuerda a Charles Chaplin sin bigote? Aprendió a moverlo mejor que nadie y pasó del aire dictatorial en el rostro de Hitler a un estilo clown en la cara del cómico.

2. Groucho Marx, el más falso

Rectangular, espeso y sobre todo, falso. Más postizo que el nuevo look de Renée Zellweger. En concreto, un manchurrón negro sobre el labio superior que el actor decidió pintarse, harto de los estinores que le provocaba pegarse y despegarse la pieza postiza.

3. Fu-Manchú, el oriental

Mandarín, perverso y puntiagudo. Para dejarte este bigote necesitas dejártelo crecer a ambos lados de la mandíbula y ponerle al pelo un poco de gomina en las puntas. Y afeitarte el centro. Tu madre a veces lo lleva. Sí, cuando dice "voy a quitarme el bigote que ya parezco Fu-manchú".

4. Robert Pattinson, el surrealista de Dalí

Extravagante, invertido y sibarítico. Así es el mostacho que le plantaron a Robert Pattinson en la película 'Sin Límites'. El pintor plasmó su estilo como pintor también en su bigote, que adquirió la misma imagen delirante.

5. Cantinflas, el bigote way

Inconfundible, liviano y gracioso. El bigote way más famoso en todo México y el opuesto completamente al anterior. Hay quien dice que si Cantinflas y Hitler (o Chaplin) se besaran, sus bigotes nunca llegarían a besasrse. Pues eso.

6. Astérix y Obélix, los bigotes húngaros de la Galia

Señoriales, aristocráticos y tupidos. Los personajes de animación también han recibido a lo largo de la historia su dosis de masculinidad. Y aquí están ellos, que como buenos vikingos, no podía faltarles el bigote.

7. Hulk Hogan, el temible camionero

Amenazador, cuidado y rubio, muy rubio. Por algo existe esa página de Fácebook llamada 'Señoras que deciden decolorarse el bigote y se convierten en Hulk Hogan'.

8. Borat, el retrógrado

Tupido, homofóbico y machista. Sacha Baron Cohen se convirtió en el tío con el bigote más retrógrado del cine que aleccionaba a los Estados Unidos. No se sabe qué es más famoso, si su mostacho o su bañador.

9. Clark Gable, el irresistible

Sexy, elegante y un poco canalla. Completamente irresistible. Hizo de su bigote lo mismo que de su persona, un mito del cine clásico. Todo un gentleman al que el mostacho le concedió un aire todavía más galán y viril.

10. Jean Dujardin, el impoluto

Oscarizado, delineado y perfecto. El bigote que ganó el oscar a mejor película tiene forma de "V" invertida y es francés. Como el filme, un testigo del blanco y negro.

11. Robert de Niro, el legendario

Histórico, impertérrito, y épico. De los más legendarios de la historia del cine. Por algo lo llevó ya antes Marlon Brando. Una prolongación de la persona de Vito Corleone, 'El Padrino'.

12. Paul Newman, el setentero

Rasurado, legendario y seductor. Al actor de ojos azules más épico del cine le tocó dejarse crecer los folículos pilosos en 'El Golpe' al más puro estilo setentero, como no podía ser de otra forma.

13. El Capitán Garfio, el segundero

Estridente, cobarde y exacto como su segundero. Todos recordaremos a Garfio por su bigote, que se le erizaba en cuanto oía a Tic-tac, no el de su reloj, si no el cocodrilo que tanto miedo le daba.

14. Salma Hayek como Frida Kahlo, el real

Antiestético, antifemenino y... real. La actriz que dio vida a la artista mexicana también quiso lucir un buen bigote, aunque esta vez obligada por exigencias del guión. Ni corta ni perezosa decidió llevarlo natural, así que se lo dejó crecer.

15. Sean Penn, el retro

Sarcástico, adusto e interesante. Sean Penn es un asiduo del bigote. Y no precisamente en la gran pantalla. Al actorazo le gusta este toque peludo de virilidad.

16. El Capitán Jack Sparrow, el relamido

Bucanero, kamikaze y granuja. Y relamido por aquello de que le encanta acariciarse el bigote mientras piensa en alguna de sus brillantes locuras.

17. Matt Dillon, el lápiz

Estirado, odioso y chulesco. A Matt Dillon le iba que ni pintado este bigotillo tipo lápiz en su papel de 'Algo pasa con Mery'. Acentuaba su faceta repelente.

18. Torrente, el hipster

Dejado, burdo y, por qué no, moderno.La verdad es que si no conociésemos a la perfección la faceta hortera de Torrente, pasaría por un hipster. El bigote cumple las normas de estilo, y sus camisas pueden hacer el resto.

19. Mathew McConaughey, el cowboy

Mujeriego, ochentero y errático. El de un perfecto cowboy. Así es el bigote western de Mathew McConaughey en 'Dallas Buyers Club', que le valió por un Oscar.

20. Javier Gutiérrez, el franquista

Detectivesco, testarudo y, ante todo, solidario. Y es que Javier Gutiérrez, después de llevarlo en 'La isla mínima', ha decidido dejárselo para contribuir con la iniciativa de Movember. Es, sin duda, el imprescindible de la lista.

seestrena.com | @seestrena | Madrid
| 04/11/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.