Aunque a veces pueda parecer que ser actor es rodearse de glamour y fiestas, no siempre es una tarea fácil. Las transformaciones que exigen algunos papeles hacen que los intérpretes tengan que dedicarse en cuerpo y alma -nunca mejor dicho- a su apariencia.

Para poder enfrentarse a robots gigantes y tener pinta de héroe de acción, Mark Wahlberg tiene que hacer algunos sacrificios y dedicarse a su dieta como si no hubiera un mañana.

El actor ha revelado en una entrevista en Live with Kelly qué tiene que hacer para mantenerse en forma y hace falta estómago:

"Empiezo como a las 2 de la mañana. Claras de huevo escalfadas y pan de molde con mantequilla de almendras. Después tomo yogurt griego y un batido. Y hamburguesas de pavo y boniato. Y después me tomo un pollo... Los niños están comiendo tortitas y yo estoy asando un pollo, y toda la casa huele a pollo, y ellos están en plan 'Papá, eres asqueroso'".

Al parecer, todo se acrecentó por culpa de Michael Bay, ya que Wahlberg se encontró con él antes de empezar a rodar 'Transformers: The Last Knight' y el director le aseguró que no podía grabar con la figura que tenía en ese momento, así que comenzó su super-dieta.