Las imágenes del vídeo podrían ser reales y emitirse en el informativo de hoy. Un robot de exploración aterriza en Marte y allí , avisamos que esto ya es cine, se encuentra con un inesperado recibimiento.

Es un ejemplo reciente, pero ya por primera vez en 1924 el cine viajó al planeta rojo y en nave rusa con "Aelita reina de Marte" un alegato de la revolución soviética. Desde entonces,  héroes dispares como Flash Gordon o Abbot y Costello han volado hacia la superficie marciana a través de la gran pantalla.

En un principio, el concepto de marciano solía ser bien aterrador y estrambótico o bien diabólicamente sexy pero con los años, hemos conocido marcianos más tiernos o directamente corrosivos. También transcendentales.

Como comprobó Rock Hudson en las "Crónicas marcianas" de Ray Bradbury. Y aunque ahora den risa, en 1953 los efectos especiales de esta "La guerra de los mundos" ganaron un Oscar. Los amartizajes siempre son un reto pirotécnico. Recientes, Planeta rojo, Misión a marte o    Desafío total, primero con Swarzenager y en breve un remake con Colin Farrell.

Aunque estos viajes no siempre son sinónimo de éxito. Que se lo pregunten a un reciente batacazo llamado John Carter.