Se Estrena » Noticias

UN EJEMPLO DE SUPERACIÓN

Michael J. Fox se sincera sobre el "momento más oscuro" que ha vivido en su larga lucha con el Parkinson

Michael J. Fox se convirtió en historia del cine con su papel de Marty McFly en las películas de 'Regreso al futuro', pero el actor no ha tenido una vida fácil. A sus 59 años, ha hablado sobre su larga experiencia con el Parkinson y cómo los últimos años han sido los más duros.

Michael J. Fox

Getty Images Michael J. Fox

Publicidad

Michael J. Fox se ha sincerado sobre su larga batalla con el Parkinson, una enfermedad que le diagnosticaron hace más de dos décadas y con la que ha aprendido a convivir sin dejar de lado sus pasiones o su carrera.

El actor de 'Regreso al futuro' ha estado activo delante de la pantalla durante años su último papel recurrente ha sido durante la serie 'The Good Wife'. Ahora, no obstante, se ha sincerado sobre los problemas que está experimentando con su enfermedad más allá de los síntomas de rigidez con los que ya lidiaba desde hace años.

"Mi memoria a corto plazo está destrozada. Siempre he tenido gran habilidad para las frases y la memorización. Y he vivido algunas situaciones extremas en los últimos dos trabajos que he hecho donde tenía partes fue densas de palabras. Y tuve problemas durante los dos", reconoce en un reportaje con People.

Ahora, Michael está centrado en escribir y prepara sus cuartas memorias, 'No time like the future'.

"Ahora me queda esto. Tocar la guitarra ya no lo hago bien. Dibujar ya no lo hago bien. Bailar nunca lo hice bien, y actuar cada vez es más difícil. Así que me queda escribir. Afortunadamente, lo disfruto mucho".

Los últimos años han sido especialmente duros para el actor. En 2018 descubrieron un tumor benigno en su columna que estaba creciendo rápidamente y causando mucho dolor. Después de pasar por el quirófano, Fox tuvo que volver a aprender a andar tras recuperarse.

Pero el peor momento vino poco después, cuando el intérprete tuvo una mala caída. Fue entonces cuando tuvo que trabajar más que nunca en su gratitud.

"El optimismo solo se sostiene cuando viene con gratitud, y lo que sigue a eso es aceptación. Aceptar que esto ha pasado, y lo aceptas como es. No significa que no puedas intentar cambiar o que tengas que aceptarlo como un castigo, pero lo pones en su lugar. [...] No es que no fuera sincero antes, pero mi gratitud es más profunda ahora, habiendo pasado el momento más oscuro".

Y es que la estrella de los 90 no pierde su optimismo.

"Los últimos años han sido más difíciles que la mayoría. Pero tengo cosas con las que he sido bendecido que son simplemente increíbles. La vida es plena. La vida es buena", asegura.

Publicidad