Con 'La Búsqueda', Nicolas Cage se convirtió en el Indiana Jones de los más pequeños. La saga de Disney contaba la historia de Benjamin Franklin Gates, un hombre que dedica su vida a encontrar el misterioso tesoro de los Caballeros Templarios. La película mezcla acción, pistas a seguir y muchos peligros.

Pero con su actuación en la saga, Cage no se olvidó de los curiosos objetos que investigaba. Según ha revelado en una entrevista con The New York Times, se dedicó durante un tiempo a buscar el Santo Grial: "Empecé a seguir la mitología, y a encontrar propiedades relacionadas con ello. Era casi como 'La Búsqueda'. Por supuesto, eso era insostenible".

La obsesión le llevó desde Glastonbury, en Reino Unido, hasta Rhode Island en Estados Unidos, tal y como explicó: "Lees un libro, y en él hay una referencia a otro. Y compras ese otro libro y atas referencias. Para mi todo era sobre dónde estaba el grial. ¿Está aquí? ¿Está allí? ¿En Glastonbury? ¿Existe realmente?".

Además, encontró algunos lugares curiosos, unidos a mitos: "Llegué al llamado 'pozo del cáliz', allí el agua sabía a sangre, supongo que sería porque contenía mucho hierro. Viajé a muchas áreas diferentes", para finalizar la aventura con una increíble conclusión. Al final, lo que encontré es: ¿qué es el grial si no la misma Tierra? Ese es el objeto divino".