Se Estrena » Noticias

SIEMPRE EN SU MEMORIA

"La vida es demasiado corta": La importante lección que aprendió Jada Pinkett Smith tras la muerte de su amigo Tupac

Tupac Shakur fue uno de los mejores amigos de Jada Pinkett Smith y aunque pronto habrán transcurrido ya 25 años de su terrible asesinato, la actriz sigue llevándolo en el corazón. Rescatamos unas declaraciones en las que Jada se sincera acerca de la valiosa lección de vida que aprendió a raíz de la muerte de su querido Tupac.

Publicidad

Jada Pinkett Smith es una mujer con arrestos que no le teme al qué dirán. Ha llegado a un punto de su vida en el que no tiene miedo a sincerarse de forma pública. Inclusive sobre temas delicados y dolorosos, como la crisis que ha vivido en su hasta hace poco aparentemente impecable matrimonio con Will Smith.

Hoy recuperamos varias de las confesiones más íntimas que la actriz realizo para 'The Howard Stern Show' en 2015. Ella ha hablado en multitud de ocasiones acerca de su relación de amistad con el fallecido Tupac Shakur pero nosotros queremos quedarnos con una de sus apreciaciones más importantes. El asesinato del rapero, allá por el año 1996, provocó un gran impacto emocional en Jada. Su muerte le hizo sumergirse en un largo periodo de reflexión, el cual le condujo a una conclusión que la marcaría de por vida vida.

Shakur y Pinkett se conocieron en plena adolescencia, concretamente durante su etapa escolar secundaria, cuando ambos coincidieron en la Escuela de Artes de Baltimore. Para la actriz el rapero era todo "un revolucionario sin revolución" y la verdad es que no tardaron en entablar una amistad muy profunda.

Son muchos los que les han querido vincular románticamente, pero Jada siempre ha desmentido dichos rumores. Según aclaraba, eran dos jóvenes con sentimientos recíprocos muy potentes, pero entre los que no existía ningún tipo de atracción romántica. La intérprete ha comentado que "ahora que es más mayor, entiende mejor lo que había entre ellos". Ha contando también que para testar su relación incluso llegaron a besarse y que de toda su vida, seguro que ese "fue el beso más desagradable para los dos".

A pesar de no haber mantenido una relación de índole sentimental, significaron mucho el uno para el otro. Asentaron las bases de una amistad genuina y verdadera que sin embargo, no fue sencilla siempre: "tuvimos una relación muy volátil". "Pac y yo siempre tuvimos conversaciones y discusiones muy intensas. Y si estábamos en desacuerdo el uno con el otro, discrepábamos de forma extrema", ha contado Jada. Los amigos incluso llegaron a tener un desencuentro bastante grave, a causa de la preocupación que sentía Jada por la "dirección que estaba tomando" la vida de Shakur.

Sin embargo, el rapero y la actriz siempre fueron capaces de arreglar sus diferencias y ella incluso ha reconocido que con el paso de los años "ha llegado a entender en qué punto se encontraba Pac, porque en aquel momento en particular, su mentalidad era parte de su supervivencia". Jada se refiere a una forma de ver la vida con la que Shakur salió de su periodo en prisión, de la que según ella ha explicado, "empezaba a salir justo antes de ser asesinado".

Para Pinkett la repentina pérdida de su amigo fue absolutamente devastadora porque además, ambos llevaban un tiempo sin dirigirse la palabra. Esa terrible experiencia le enseñó una lección de vida que se le quedó grabada a fuego en su mente. En el video te contamos qué es lo que aprendió Jada exactamente de aquel episodio de su vida y cómo se sintió al no haberse podido despedir como le hubiera gustado de su amigo.

Seguro que te interesa:

"No podía hablar": Willow Smith se sincera ante su madre, Jada Pinkett, sobre su lucha contra la ansiedad

Publicidad