Después de que Anthony Rapp, actor de la serie 'Star Trek: Discovery', afirmara que Kevin Spacey trató de abusar de él cuando era tan solo un adolescente, el actor ha visto como su carrera se frenaba en seco. Fue despedido de proyectos donde tenía tanto peso como 'House of Cards' o 'Todo el dinero del mundo'. Pero lejos de terminar la polémica en Rapp, pronto aparecieron declaraciones de múltiples personas advirtiendo de la mala actitud de Kevin Spacey. No obstante, el actor se enfrenta a una investigación más severa de lo que muchos podían imaginar.

La policía metropolitana de Londres, más conocida como Scotland Yard, estaba investigando un caso de asalto sexual del actor que se remonta a 2008. Sin embargo, la revista People ha confirmado que hay una segunda investigación abierta. "Hay una declaración que afirma que un hombre asaltó a otro hombre (víctima 1) en 2008", comenta el portavoz de Scotland Yard. "El viernes 17 de noviembre se hizo otra declaración por el mismo hombre. Estas declaraciones son sobre abusos sexuales a un hombre (víctima 2) en 2005".

Además de estos dos casos, el teatro Old Vic, del que Kevin Spacey fue director artístico durante casi una década, se encuentra en un proceso de investigación interna después de haber recibido acusaciones en contra del actor por parte de 20 personas distintas. Eso sí, se desconoce si la investigación de Scotland Yard está relacionada con estos casos o sería un caso externo.

Cada vez son más los casos de este tipo que ven la luz. Desde que se publicaran los incontables casos de abuso y acoso de Harvey Weinstein, parece que por fin el lado más oscuro de Hollywood está llegando a su fin. Cada vez son más las víctimas que alzan la voz de cara a cambiar un sistema que nunca debería haber llegado a existir.