La trama de Keira Knightley en 'Love Actually' forma ya parte de la historia del cine, y es que la declaración de amor de Andrew Lincoln ha sido repetida y debatida durante más de 20 años.

Sin embargo, la actriz ha confesado a BBC Radio el drama que tuvo ella en el rodaje.

Keira Knightley en 'Love Actually' | Universal Pictures

"¿Sabes por qué tenía ese gorro? Tenía un masivo grano en mitad de la frente. Este es el problema con tener 17 años y estar haciendo películas. Fue horrible. De verdad, era gigantesco, no había otra opción que cubrirlo con el gorro porque no había luz ni maquillaje que lo ocultara".

Sí, como has leído, Keira solo tenía 17 años aunque en la película ya estaba hasta casada. De hecho esta razón dio lugar a una relación paranormal cuanto menos...

"Bueno, y esa es la cosa que yo siempre recuerdo porque, en serio, es gracioso cómo siempre se recuerda la vergüenza extrema, ¿no? Recuerdo llegar por la mañana y estar en plan, '¡Ah! Wow, tengo otra cabeza en mi cabeza! ¿Qué vamos a hacer? No se puede hacer nada'. Pero sabes, al final estuve muy agradecida a ese gorro. Me pasaré la vida agradecida por ese gorro", confesaba la actriz.

Lo sentimos si ahora cada vez que veas sus escenas en vez de romanticismo solo puedas imaginarte ese grano. Feliz Navidad adelantada.