Se Estrena » Noticias

POR EL COVID19

Kate Beckinsale se reúne con su hija Lily Moo tras dos años sin verla

La actriz británica Kate Beckinsale se ha reunido con su hija Lily Moo después de confesar públicamente que había estado 2 años sin verla por las restricciones impuestas por el COVID-19.

Kate Beckinsale

Gtres Kate Beckinsale

Publicidad

El 31 de enero de 1999 nació Lily Moo Sheen, la única hija de Kate Beckinsale, y la primera del intérprete Michael Sheen. Beckinsale y Sheen mantuvieron una relación amorosa de 8 años que finalizó en el 2003 y con quien mantiene una muy buena relación. Ahora, Lily es una joven de 22 años que prepara su carrera profesional como actriz en la ciudad de Nueva York.

Hace poco, Kate Beckinsale ha confesado en una entrevista que hace casi dos años que no ha visto a su pequeña debido a las restricciones provocadas por el COVID-19.

"No he visto a mi hija en dos años debido a todo esto", decía la artista en el show 'Live with Kelly and Ryan'. "Además, tuve que irme a Canadá a trabajar y ella no pudo venir a verme. Estar dos años sin ver a tus hijos, para mí, es absurdo".

Además, Beckinsale dijo que su hija había trabajado recientemente con Nicolas Cage, uno de los actores más relevantes de la industria cinematográfica, y que le dijo a su hija con tono bromista que estudiase medicina.

Ahora, los paparazzis han fotografiado el reencuentro entre Lily Sheen, su novio David Schechter y Kate Beckinsale, quien lucía un atuendo serio y elegante.

El miedo secreto de Kate Beckinsale

La actriz de 47 años está en boca de la gente por su imagen ya que ha sido motivo de acusaciones de botox.

"Mi familia generalmente siempre parece más joven", dice a Sunday Times. "Incluso mi perro tiene nueve años y parece un cachorro", añade. "Tengo miedo de paralizar mi cara", ha confesado al mismo tiempo. "La voz de mi madre está en mi cabeza, muy fuerte, en todo momento".

"Mi madre ni siquiera se haría un tratamiento facial y se ve radiante. Sé que si me pusiera botox, tendría el ojo caído, y me diría: "¡Te lo dije! ¿Ves? Nunca deberías haberte hecho eso", bromea sobre su madre y el botox.

También confesó que le era indiferente que otras personas decidiesen hacerse ese tipo de retoques estéticos, pero confesó que le molestaba el hecho de que asumiesen que ella lo hace. "Me cabreo porque asumen que he hecho lo que literalmente no he hecho", confiesa.

Seguro que te interesa:

Kate Beckinsale niega haberse puesto botox nunca y no entiende por qué la gente piensa que sí

Publicidad