El actor Johnny Depp niega que maltratase a su exesposa Amber Heard, ante el Tribunal Superior de Londres, como aseguró el tabloide británico 'The Sun' en uno de sus artículos y por el que están en juicio. Ahora se ha retomado el caso tras el parón que ha habido en los tribunales durante estos meses pasados con motivo del coronavirus.

El juicio continua estos días, y aunque el actor expresó que con este caso lo único que buscaba era limpiar su nombre, la vista a girado entorno a los continuos excesos de alcohol y drogas del protagonista de 'Piratas del Caribe'.

Se puede empezar a escribir la biografía de Johnny Depp con las historias que está relatando, tanto de su infancia como del matrimonio con Amber Heard. Una nueva cosa que hemos descubierto a través del juicio es la mala relación que Depp tenía con su madre, Betty Sue Palmer.

Al parecer Johnny fue criado solo por ella, a la que describió como "bruja", "mezquina" pero "graciosa" después de que falleciera en 2016 de cáncer.

Además, Johnny ha revelado que la primera vez que consumió algún tipo de droga fue a los 11 años: "píldoras nerviosas de su madre"

Depp, es el más pequeño de cuatro hijos, el actor relató su infancia con un padre ausente y una madre que le daba "palizas irracionales" y le arrojaba cosas.

Jonny describió su hogar como "una casa fantasma" donde "nadie hablaba" y que su familia se mudó "más de 40 veces". "Mi madre nació en un puto valle en el este de Kentucky, su pobre puto hijo de puta tomó fenobarbital a los 12 años".

Rolling Stone escribió: "Le frotaba los pies mientras ella contaba las monedas de sus viajes".

Por último, en su funeral dijo de ella: "Fue quizás el ser humano más malo que he conocido en mi vida". Sin duda una frase que sentencia como fue la relación entre madre e hijo.

Seguro que te interesa:

La boda de Johnny Depp antes de casarse con Amber Heard que ha permanecido en el olvido más de 35 años