Javier Bardem, que trabajó con Woody Allen en 'Vicky Cristina Barcelona' ha afirmado que volvería a trabajar con el cineasta pese a las acusaciones por abuso sexual de su hija Dylan que la joven ha vuelto a poner de manifiesto en los últimos meses.

En una entrevista para 'Le Parisien', y como parte de la promoción de su última película, 'Loving Pablo', Javier Bardem ha considerado que él no es nadie "para decir si Woody Allen es culpable o no. Hubo un proceso, y el juez dictaminó que era inocente. Me atengo a esto. El movimiento #MeToo es formidable, pero tenemos que ser prudentes con estos juicios paralelos". El intérprete español ha añadido que "desde el punto de vista de la Justicia la situación es exactamente la misma que cuando rodé con él en 2007", refiriéndose a 'Vicky Cristina Barcelona'.

Bardem continúa diciendo, hablando sobre la cultura en nuestro país, que "en España a la gente solo le interesa el fútbol". "Cuando dices que eres artista, te miran como si hubieses hecho algo malo. A la gente solo le interesa el fútbol", dijo Bardem, que en la nueva película de Fernando León de Aranoa encarna al narcotraficante colombiano Pablo Escobar.