Meadow Walker tuvo que afrontar la muerte de su padre, el recordado Paul Walker, cuando sólo era una niña. El célebre actor de 'Fast and Furious' falleció en 2013 en un accidente de coche.

La joven, que tiene ahora 21 años y que está centrada en su labor en la fundación que lleva el nombre de su padre y compagina con su carrera como modelo, siempre ha tenido un aspecto saludable, como se ve en sus publicaciones de Instagram de hace unos meses.

Pero en sus últimas fotografías algo ha cambiado, y es que Meadow aparece mucho más delgada de lo habitual, algo que han notado sus seguidores, publicando en los comentarios de sus fotografías, que puedes ver en el vídeo de arriba, mensajes en los que insisten en que podría tener un trastorno de alimentación y le preguntan si se alimenta saludablemente.

Seguro que te interesa:

La promesa que Vin Diesel le hizo a Paul Walker antes de morir y que cumplirá en 'Fast and Furious 9'