Según ha contado Ian McKellen al Daily Mail, Sean Parker, uno de los fundadores de Facebook y de Napster, le pidió en 2013 que oficiara su boda, ambientada en 'El Señor de los Anillos'. Le pagaba 1,5 millones de dólares si éste iba vestido como su personaje de la película.

A pesar de que McKellen estuvo a punto de aceptar la oferta, al final decidió rechazarla porque el requisito de tener que ir disfrazado le parecía excesivo. "Lo siento mucho, pero Gandalf no hace bodas", le dijo el actor a Sean Parker.

El billonario, con una decepción que no le duró mucho tiempo, continuó con su boda, en la que invirtió más de siete millones de dólares y con un sacerdote convencional que ofició la ceremonia.

¿Crees que Ian McKellen sí hubiese aceptado si le hubiese ofrecido ir de Magneto?